Oídos sordos a la maledicencia – Parashat Emor פרשת אמור

En la Parashat Emor אֱמֹר vimos el caso de un blasfemo malediciente hijo de madre Israelita “Shelomit” y de padre egipcio (Lev 24:10-16) que salió (vayetzé) al campamento peleando con otro varón y termino blasfemando el nombre de Dios, a oídos de varios testigos.

Lev 24:11  Y el hijo de la mujer israelita blasfemó el Nombre y prorrumpió en maldiciones

Relacionado con este suceso extraemos del Talmud esta valiosa enseñanza sobre como reaccionar ante palabras impropias y falaces…

אלא מה טעם משופות כיתידות שאם ישמע אדם דבר שאינו הגון יניח 
אצבעותיו באזניו תנא דבי רבי ישמעאל מפני מה אוזן כולה קשה והאליה רכה שאם ישמע אדם דבר שאינו הגון יכוף אליה לתוכה ת”ר אל ישמיע אדם לאזניו דברים בטלים מפני שהן נכוות תחלה לאיברים

Si alguien escucha algo impropio, que coloque sus dedos en sus oídos y no siga escuchando. 

Rabí Eliezer dijo:” ¿por qué los dedos del hombre son puntiagudos?, para que los pueda colocar en los oídos cuando escucha palabras falaces.”.

En la Casa de Estudios de Rabí Ishamael se estudió lo siguiente: 

“¿Por qué el oído es duro y el lóbulo es blando? para que cuando se escuche alguna maledicencia, se pueda doblar el lóbulo en el oído y evitar escuchar lo que no se debe”

Los Sabios enseñaron: Una persona no debe permitir que sus oídos escuchen asuntos ociosos. Debido al hecho de que los oídos son muy sensibles y son la primera de las extremidades quemadas, uno debe asegurarse de no exponerlos a nada problemático.

(Tratado Ketuvot, 5b)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s