5. La restauración de Israel

Hemos venido hablando de cómo la familia de Israel (Casa de Jacob), las doce tribus, se dividieron en dos reinos: Israel (10 tribus del norte) y Judá (2 tribus más los levitas).  La Casa de Jacob ha estado dividida por siglos, al punto que ya no se reconocen como hermanos.  Pero esta separación no durará para siempre.

Jeremías profetizó acerca de las dos familias de la Casa de Jacob…

Jeremías 33:23-26 –Vino palabra del Eterno a Jeremías, diciendo:  ¿No has echado de ver lo que habla este pueblo, diciendo: Dos familias que el Eterno escogiera ha desechado?  Y han tenido en poco a mi pueblo, hasta no tenerlo más por nación.  Así ha dicho el Eterno: Si no permanece mi pacto con el día y la noche, si yo no he puesto las leyes del cielo y la tierra, también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob.  Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia”

dos casas arbol.jpgJeremías 23:3-6 – Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras adonde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se multiplicarán.  Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no temerán más, ni se amedrentarán, ni serán menoscabadas, dice el Eterno.  He aquí que vienen días, dice el Eterno, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra.  En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: El Eterno, justicia nuestra”

También el profeta Ezequiel recibió revelación divina de la restauración de las dos casas de Israel. El capítulo 37 es crucial para entender esto. Este capítulo comienza con la visión que tuvo el profeta en un valle, el cual estaba lleno de huesos secos. 

Algunos han interpretado que esos huesos secos son los judíos, pero el texto claramente señala que es la “Casa de Israel”. 

Ezequiel 37:11-14 – Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la Casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho el Eterno el Señor:  He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabréis que yo soy el Eterno, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo el Eterno hablé, y lo hice, dice el Eterno”

A continuación, Ezequiel recibió la revelación de la restauración entre Judá y Efraín. 

Ezequiel 37:15-23 – Vino a mí palabra del Eterno, diciendo:  Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él:  Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros.  Toma después otro palo, y escribe en él:  Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros.  Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano.  Y cuando te dos palos.jpgpregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, diles:  Así ha dicho el Eterno el Señor:  He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano.  Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, y les dirás:  Así ha dicho el Eterno el Señor:  He aquí yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra;  y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.  Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios”

Oseas recibió la misma revelación, y escribió:

Oseas 1:11 – Y se congregarán los hijos de Judá y de Israel, y nombrarán un solo jefe, y subirán de la tierra; porque el día de Jezreel será grande”  


  • Un solo pueblo:

Dios nos ha revellado  através de Isaías que Él no se ha olvidado de Efraín ni de Judá.  Aunque estén dispersos, él va a juntar a un remanente.  Los reunirá y los traerá de vuelta a la Tierra que Él escogió.   

Isaías 11:11-13 – Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que El Eterno alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar.  Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.  Y se disipará le envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán destruidos.  Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín”

Históricamente ha habido conflicto entre hermanos: Efraín (los gentiles) y Judá (el pueblo judío). Pero Dios va a sanar esa enemistad y envidia. Tal vez ahora no se reconozcan, pero lo harán, de la misma manera en que José reconoció a sus hermanos cuando ellos llegaron a buscar alimento a Egipto, y él era gobernador. Primero los reconoció José, y luego él se dio a conocer. Esa es una sombra de lo que pasará con la Casa de Efraín y la Casa de Judá en los últimos tiempos.

Pablo escribió: 

Efesios 2:11-22 – Por tanto acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.  En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la menorah_trees.jpgciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.  Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.  Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo UNO, derribando las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.  Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.  Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”

Cuando los descendientes de Efraín reconozcan que forman parte de Israel físico, entonces se acabará el conflicto que hay entre hermanos, entre Efraín y Judá.  Al reconocer los descendientes de Efraín su verdadera identidad, entonces comenzarán a actuar como verdaderos israelitas.  Ya no tendrán envidia de los judíos.  También llegará el día en que los judíos reconocerán a su hermano Efraín. 

El mismo Caifás, sumo sacerdote en Jerusalén en el año en que Jesús fue crucificado, profetizó acerca del papel que el Mesías jugaría en la redención de toda la casa de Israel.  Juan lo explicó de la siguiente manera:

Juan 11:49-52 –Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo:  Vosotros no sabéis nada; ni penséis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.  Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos

Yeshua vendrá a derribar los muros de separación entre las dos casas de Israel. Caerá la religiosidad de unos y el paganismo de otros, y volverán a unirse como un solo pueblo. La división se acabará. Solamente habrá UN PUEBLO de Israel con UN SOLO DIOS, UN MESÍAS y UNA TORÁ. Ambas casas deben seguir el mismo plan divino para alcanzar la plena restauración de Israel.

muro.jpg

La restauración de Israel será en el marco del Nuevo Pacto.  

Pero, ¿en qué consiste el Nuevo Pacto que hará el Eterno con Israel y Judá?

Jeremías 31:31-34 –He aquí que vienen días, dice el Eterno, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.  No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice el Eterno.  Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Eterno: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.  Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: conoce al Eterno; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice el Eterno; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado”

Ni Judá ni Israel (Efraín) han podido cumplir con toda la ley de Dios.  

Romanos 3:10 – “No hay justo, ni aún uno

Pero Dios nos ayudará a que podamos vivir en el orden que Él ha establecido gracias a que Él grabará en nuestros corazones Su Ley. Nos va a ser natural obedecer. El Nuevo Pacto no cambió la ley, sino el lugar donde estaba escrita.

Ezequiel 36:24-28 – Porque os tomaré de las naciones, os recogeré de todas las tierras y os llevaré a vuestra propia tierra.  (25)  Entonces os rociaré con agua limpia y quedaréis limpios; de todas vuestras inmundicias y de todos vuestros ídolos os limpiaré.  (26)  Además, os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros; quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.  (27)  Pondré dentro de vosotros mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos, y que cumpláis cuidadosamente mis ordenanzas.  (28)  Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres; y seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios”

El Eterno va a unir a las dos Casas. Ya no van a ser dos pueblos, sino serán UNO. Tanto los Hijos de Israel (Efraín) como los Hijos de Judá (los judíos) dejarán sus propios caminos, y se volverán al Eterno y preguntarán por las “sendas antiguas” que llevan a Sión.

Jeremías 50:4-5 – En aquellos días y en aquel tiempo, dice el Eterno, vendrán los hijos de Israel, ellos y los hijos de Judá juntamente; e irán andando y llorando, y buscarán a el Eterno su Dios.  Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros, diciendo: Venid, y juntémonos al Eterno con pacto eterno que jamás se ponga en olvido”

camino sion2.jpg

En Juan 10:16 Yeshua dijo:

“…tengo otras ovejas (Casa de Israel) que no son de este redil (Casa De Judá). A estas debo traer también. Y ellas oirán mi voz y habrá un solo rebaño y un pastor…

Note que Yeshua tenía otro rebaño Israelita que era todavía de los suyos aún antes de que El muriera y se levantara de entre los muertos. Él no dijo que Él crearía un redil nuevo y separado llamado “la iglesia” compuesto de paganos con prácticas separadas reemplazando a la Toráh algún tiempo después de Su levantarse de entre los muertos. Él dijo ya tengo dos rediles. Soy enviado a traerlas y serán un rebaño o una Casa unida.

pastores-ovejas-575.jpg

La llamada “gran comisión” (Mateo 28.18-20) por tanto, es nada más que una búsqueda mundial por la semilla de Efraim, arena del mar, polvo de la tierra, las abundantes multitudes de la humanidad. Parte de esa búsqueda, por supuesto, sería por los dispersos de Judá también. Santiago testifica de esta verdad al recordar al Concilio de Jerusalén que YHVH estaba sencillamente visitando a las naciones Gentiles a través de la predicación del evangelio, no para vivir allí, sino para rescatar y atraer Su gente llamada por Su Nombre – (Hechos 15.13-17 – Am.9.11-12).

A través de este rescate Santiago nos recuerda que YHVH está reconstruyendo el Mishkan de Dawid (Mishkan del Mesías) constituido de todas las doce tribus de Israel. Puesto que Él es el Dios de Israel, Él está atrayendo y rescatando Israelitas del “estatus de proscritos” que ha sido su herencia debido a su desobediencia a la Toráh. Esta gente son Israelitas ¡sin importar que ellos mismos se den cuenta de ello o no!

¿Acaso no es esto lo que significa estar perdido?

¡Perdido espiritualmente así como físicamente!

¿Acaso no es fascinante que después de tres años y medio del ministerio terrenal de Yeshua, cuando El está a punto de ascender a los cielos desde el Monte de los Olivos, todos los once díscipulos que quedaban vengan a Él y le pregunten exactamente la misma pregunta?

Esto es casi inimaginable puesto que estos once raramente se ponían de acuerdo en cualquier cosa y estaban siempre peleando y haciendo preguntas, buscando apoyar su propia agenda. Sin embargo, en total unanimidad todos ellos tenían la misma pregunta final.

Hechos 1:6 – “¿Maestro, restaurarás el reino a Israel en este tiempo?”

Esto era por lo que ellos estaban interesados. No la creación o construcción de una entidad separada llamada la “iglesia” que ha buscado el reemplazar, aniquilar y frecuentemente el destruir al pueblo Hebreo. Quede claramente entendido que la palabra “iglesia” (Church) no es nada más que la ekklesia o asamblea de la Tanakj. Es la misma asamblea que estuviera recibiendo la Toráh en el Monte Sinái – (Hechos 7:37-38).

Hay una asamblea del Pacto Renovado, llamada Israel por el apostol Pablo – (Gálatas 6.16). No existe tal cosa como una entidad separada llamada la “iglesia” (Church), con un Shabbat separado y un calendario de días santos separados. En Español y Portugués y en casi cualquier lenguaje ekklesia significa aquellos “llamados afuera“, manteniendo la idea básica de una asamblea.

El evangelio no es solamente una proclamación de salvación personal, es un mensaje de restauración nacional a Israel de una familia dividida la cual se manifestó a sí misma en dos casas separadas de Israel. Mateo 24.14 nos recuerda que el Evangelio es el Evangelio del reino.

¡En Mateo 12 Yeshua habla del principal de una casa dividida sin ninguna habilidad para aguantar los fieros dardos de satán!

¿Qué reino?

El reino de Israel. En Lucas 24.21 los discipulos estaban muy decepcionados puesto que ellos total y correctamente esperaban que las doce tribus fueran restauradas bajo Yeshua el Mesías.

¿De dónde obtendrían ellos esta idea?

En ¡Jeremías 23.3-8 YHVH declara que Él traería a Judá e Israel de regreso de la dispersión global en los días cuando el Mesías llegara. En los versos 5 y 6 declara que Judá sería salvado y que Israel habitaría confiadamente. Vemos entonces la reunificación de ambas Casas bajo el Mesías o la reunificación de las doce tribus todas viviendo en la tierra de Israel.

Recuerde que para que la casa de David sea plenamente restaurada y reconstruida esta tiene que estar compuesta de la misma manera en que dejó Egipto, recibió la Toráh y formó los días de gloria del rey David.

¡Todas las doce tribus!

Cualquier avivamiento o movimiento de restauración que no incluya la plena restauración de todas las doce partes de la familia, y que se enfoque solamente en dos de las doce partes, no está fluyendo en una visión plena de restauración.tribus_israel.jpg

Para que el Judaísmo Mesiánico continúe experimentando las bendiciones plenas de YHVH en los últimos días, debe expandir su visión para incluir a todo Israel. Esta visión no tiene que ser cambiada para nada y no debería ser una amenaza al liderazgo del Judaísmo Mesiánico, puesto que de una vez determinará la verdad de las dos Casas de Israel y demandará que Efraim renuncie todo paganismo y abrace el manto de vivencia Israelita y santidad que es la Toráh.

El futuro del avivamiento en Israel de los últimos días y el mismo manto y supervivencia de la supervivencia del movimiento Judío Mesiánico depende de un liderazgo listo a re-evaluar la preservación de Efraim por 2700 años como y entre los Gentiles.

¡Esta es la restauración entre Judá y Efraín, mencionada en Ezequiel 37.11-28!

Es incorrecto para los estudiantes de las Escrituras  y para los líderes Mesiánicos el enseñar y creer que Judá, Efraín, e Israel son lo mismo y sean realmente términos análogos y sinónimos intercambiables, cuyo uso varía, dependiendo del modo en que YHVH se encuentre. Eso es históricamente inexacto así como teológicamente engañoso y si YHVH es capaz de diferenciar entre las aún divididas dos Casas después del 720 A.M….

¿Por qué no podemos nosotros?

Regrese ahora y lea su Biblia entendiendo que cuando YHVH se refiere a las diez tribus es siempre como a Efraín o Israel, y que cuando se refiere a las dos tribus del sur es siempre como Judá. ¡Compruébelo! Sus ojos serán abiertos al verdadero, eterno y final restauración.

Puesto que Él es fiel usted puede descansar confiado de que casi todo mundo en este planeta tiene una gota de sangre Israelita, puesto que la bendición de YHVH de multiplicidad física llenaría el globo a través del destierro de Efraín y subsecuente intermatrimonio y asimilación.

Si esta promesa a Abraham, Isaac y Jacob ha sido literalmente cumplida solamente a través del pueblo judío únicamente, quienes continúan en numero de solo 16 millones y que puedan ser fácil y prontamente contados, censados y numerados, entonces la promesa Abraham, Isaac y Jacob es una mentira directa – entonces – ¡YHVH mintió!

¡Dieciséis millones de judíos no constituyen una multitud que no pueda ser numerada!

Dieciséis millones o algo de judíos podrían todos caber perfectamente en la masa de tierra de florida. ¡la promesa de multiplicidad física no fue cumplida en Judá solamente! ¡esta es una imposibilidad numérica y practica! La pregunta ante usted no es, ¿pueden todos en la tierra realmente tener al menos una gota de sangre israelita? La pregunta ante usted es, ¿mintió YHVH y habló en medias verdades? ¿vamos a tomarle en su palabra literal?

Esta enseñanza de las dos casas somete la verdad que Efraín mas Judá con algunos pocos verdaderos gentiles (?), iguala a billones de seres humanos y de esos billones (5 ó 6 billones), un remanente israel está siendo salvado de las doce tribus y está siendo reconciliado a YHVH a través de la preciosa sangre de aquel que declaró

¡”…he venido solamente por las ovejas perdidas de la casa de israel…“!

¿Cual reporte creerá usted? ¿Aquellos promoviendo entidades separadas y por consiguiente dos israeles? Uno físico y el otro espiritualmente adoptado, ¿O a YHVH que tiene solamente un israel físico, que está lleno del espíritu y es conducido por él, tomado de todas las doce tribus, sin ninguno siendo adoptado en el Israel físico, pero requiriendo a cada judío y no-judío el ser adoptado en la familia de YHVH?!

¡La elección es suya! Es posible que la razón real detrás de la razón del Judá salvado, sea la actitud descuidada hacia el tratar de descubrir en dónde en el mundo el resto de esta familia física perdida está realmente, y que no sea nada mas que un caso colosal de razonamiento ¡auto-centrado!

Deuteronomio-33-Moisés-bendice-a-las-doce-tribus-de-Israel.jpg

En defensa de Judá es quizás posible que Judá esté muy ocupado tratando de sobrevivir la diáspora que el estar preocupado acerca de encontrar el paradero de sus hermanos. Sin importar la razón real, YHVH solamente trata con estas dos familias escogidas en la tierra – (Jeremías 33.24 – Hebreos 8.8).

¿No es interesante que el Pacto Renovado prometido de Jeremías 31.31-34 hable sobre YHVH estableciendo un pacto con la Casa de Israel y la Casa de Judá nunca mencionando que establecería uno con los Gentiles?

La Casa de Israel mencionada en Jeremías es Efraín, aquellos no-Judíos nacidos de nuevo. Recuerde que todos los Judíos son Israelitas pero no todos los Israelitas son Judíos de la Casa de Judá. En la Jerusalén celestial de Apocalipsis 21.12 note que todos aquellos nacidos de nuevo planeando tener vida eterna deben entrar la ciudad a través de una de las 12 puertas, una por cada una de las doce tribus.

“¿No es gracioso y extraño cómo YHVH se olvidó de hacer una puerta para los “Gentiles salvos?”

La razón es que cada quien en la Israel del Pacto Renovado de ambos lados de la familia física es un descendiente sanguíneo de Israel con algunas pocas excepciones. Aún aquellas excepciones llegan a ser israelitas de acuerdo a la Toráh.

En Santiago 1:1, Santiago escribe su carta a las 12 tribus esparcidas. Obviamente Jacob sabía que el cuerpo de Yeshua a quien escribía era nada más que las 12 tribus reunidas de Israel que habían sido redimidas a través de Yeshua y ¡se dirigió a ellos como tales!

Si las diez tribus permanecían perdidas y sin poder encontrarse en ningún lugar…

¿Por qué entonces Santiago les escribe a ellos y les llama hermanos de la emunah (fe) en Santiago 1.2?

Obviamente él no tenía problema con el cuerpo del Mesías siendo el Israel del Pacto Renovado compuesto de las doce tribus y quizás algunas pocas excepciones.

¿Ha escrito usted alguna vez una tarjeta postal a personas que habían desaparecido de la tierra o que no existían?

Obviamente ellos tienen que existir para que se les pueda escribir y para que pueda dirigirse a ellas.

¿Era solamente Yeshua y Santiago que tuvieron esta revelación?

En 1ª Pedro 1.1, Pedro escribe al pueblo escogido viviendo en la Diáspora (Dispersión = 10 tribus). La Diáspora Judía no ocurrió sino hasta 20 años después de que esta epístola fue escrita alrededor del 50 A.D. Sin embargo él se refiere a estos descendientes de las otras diez tribus que han venido a la emunah (fe) como el “pueblo escogido”.

¿Será que Efraim es tan escogido como lo es Judá?

Usted pensó que solamente dos tribus (Casa de Judá = Judíos + Manasés) eran escogidas. Las Escrituras nunca llaman escogidos al Judío. En su lugar, llama a TODO ISRAEL del cual los Judíos son solamente dos partes, ¡el pueblo escogido!

Jeremías 33.24 confirma esta verdad. ¡YHVH declara que Él ha escogido dos Casas o dos clanes o dos naciones! ¡Entienda esto!

Esta es la Casa de Israel y la Casa de Judá y ¡Pedro escribió a la Casa reunida de Israel cuando dirigió esta carta! ¿Quiere usted algunos textos más de prueba del Nuevo Testamento de que estos individuos llamándose a sí mismos cristianos son nada más que los descendientes físicos de las diez tribus perdidas?

No hay problema. En 1ª Pedro 2.8-10 vemos a Pedro citando a Oseas 1. El pueblo que es un sacerdocio santo, una GENERACIÓN ESCOGIDA y una NACIÓN santa son identificados por Pedro como nadie más que el… ¡LO-AMMI inicial y el LO-RUKJAMAH de Oseas 1!

En 1ª Pedro 2.10, Pedro dice:

Ustedes que ahora son sacerdotes del Pacto Renovado e Israel del Pacto Renovado una vez no fueron un pueblo (Lo-ammi) y no habían obtenido compasión ni misericordia (Lo-Ruhama) – (Ver Oseas 1:6, 1:9).

Pero ahora a través de Yeshua ustedes son restaurados a un pueblo llamado Ammi y están recibiendo Ruhama

Esta es una referencia clara y directa atribuyendo y nombrando al cuerpo de Yeshua, como conteniendo mucho del viejo reino norteño de Efraín, regresando debido al favor de YHVH a través de la sangre del Mesías.

Tambien como vimos mas arriba el Apostol Pablo sabia claramente a quien estaba escribiendo.

¿Fue él capaz de identificar “cristianos” en Roma como nadie más que la Casa inicial de Efraín? Apueste que sí lo hizo.

En Romanos 9.24 Pablo declara que YHVH llama a Judíos y a Gentiles a constituir Su cuerpo como herederos de vida eterna. Luego en Romanos 9.25 él cita a Oseas 1 e identifica a los Gentiles redimidos nacidos de nuevo de su tiempo como a la Casa de Israel del Antiguo Pacto (Efraín). El cita el pasaje Lo-ammi de Oseas 1 y atribuye esto a los “Gentiles salvos“. Versos 25 y 26 declaran esto resueltamente. Finalmente en el verso 27 (Promesa a Abraham declarada a la Casa de Israel en Oseas) él pone el merengue sobre el pastel y declara que estos “gentiles salvos” no son solamente la Casa inicial de Israel que llegó a ser la “plenitud de los Gentiles“, sino que aún cita a Isaías declarando que de la promesa de la “arena del mar” hecha a Efraín concerniente a la multiplicidad física, solamente un remanente de Israelitas de todas las doce tribus serán salvos. ¡Wow!

Note la transición y progreso cuando los Gentiles salvos de Romanos 9.24 terminan siendo identificados por Pablo como la Casa inicial de Israel (diez tribus) mencionadas por Isaías en los siguientes dos versos.

Prueba adicional se encuentra en Gálatas 4.28 en donde Pablo se refiere a los creyentes no-Judíos siendo exactamente como Isaac, el heredero de la promesa de multiplicidad física.

¿Era Isaac un ente físico o solamente un ente espiritual?

El era un ENTE FÍSICO conducido y lleno de Espíritu.

¡Bien, de acuerdo a Pablo esto es exactamente lo que los creyentes no-Judíos son en el Pacto Renovado!

En 1ª Corintios 12.2 Pablo recuerda a los Efraimitas salvos que ellos fueron una vez Gentiles, pero ya no más. El recuerda a estos Israelitas no-Judíos que sus padres (Hebreos) que fueron sacados de Egipto pasaron por el Mar Rojo y eventualmente encontraron la roca (Mesías) así como ellos lo habían hecho – (1ª Corintios 10.1-4).

¡En 1ª Corintios 5.7-8 vemos a estos Israelitas Efraimitas (ex – gentiles) celebrando – observando Pesaj!

¡Solamente el pueblo de Israel celebra las Fiestas de YHVH!

Es confortante el notar que de acuerdo a Isaias 49.1-6 el Mesías es prometido a todo Israel y es aún referido como Israel, puesto que la restauración de Israel es la personificación y propósito primario de Su misión.

Oseas 11:1 también llama al Mesías, Israel. En Isaias 49.6, vemos al Padre preguntándole a Él si está preparado para elevar a las doce tribus de Israel al traer de vuelta al redil a aquellos que, aunque dispersos y perdidos como nación, serían individualmente preservados en y entre los Gentiles en las cuatro esquinas de la tierra para el ministerio del Mesías.

Él vino. Él buscó por los individuos preservados descendiendo físicamente de Efraín y Judá y de hecho ha restaurado a estos individuos. Aunque estos preservados no sepan quienes son, aunque ellos luzcan, actúen, huelan, se comporten y se conduzcan a sí mismos con todas las costumbres asquerosas de su padre Jeroboam, nuestro Mesías sabía en donde encontrarles.

El les ha encontrado y les ha traído de regreso al redil en un nivel individual, no un nivel nacional, todavía. Suficientemente interesante, la palabra Hebrea para preservados en Isaías 49.6 es Notzrim o Nazarenos, la cual es la palabra Hebrea moderna para los que ahora se llaman Cristianos. Son estos Efraimitas preservados nacidos de nuevo que serán reunidos en el Tabernáculo reconstruido de David y regresarán al redil de Israel como Nazarenos. Recordemos que las comunidades Mesiánicas primitivas enteras eran conocidas como Los Nazarenos – (Hechos 24.5), los preservados del Israel arrepentido regresando.

AB-LOS-DOS-TESTIGOS-DEL-APOCALIPSIS.jpg

Para entender este plan genial de YHVH para la restauración de todas las cosas lea Ezequiel 37.11-28 sobre ambos palos llegando a ser uno en la mano de YHVH bajo Yeshua en los últimos días en las montañas de Israel, con observancia de la Toráh llena del Espíritu siendo la orden prescrita del día!

Hay mucho más de la verdad acerca de las dos casas, nos faltarian lineas para escribir de todas ellas, pero toda esta información la encontraras leyendo la Escrituras y siéndote revelada por el Espíritu Santo, espero que estos estudios les hayan iluminado a el misterio que como el mismo apóstol Pablo nos habla en Efesios 3:3:

“…que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente…”

Les dejamos unos videos muy buenos sobre este tema tan extenso…


(No te pierdas las próximas partes en: Israel las dos casas

2 pensamientos en “5. La restauración de Israel

  1. Espero estén muy bien!
    Entonces , según comprendo:
    1 . Nosotros de América Central, somos Casa de Israel?
    2. Cual casa es la del país que salió Abraham, babilonios, asirios, medios persas , romanos?
    3. Dónde queda el nuevo nacimiento explicado por Pablo?
    4. Dónde queda la escatología bíblica?
    5. A qué tribu de la Casa de Israel pertenecemos?
    Muchas gracias

    Me gusta

  2. Espero estén muy bien!
    Entonces , según comprendo:
    1 . Nosotros de América Central, somos Casa de Israel?
    2. Cual casa es la del país que salió Abraham, babilonios, asirios, medios persas , romanos?
    3. Dónde queda el nuevo nacimiento explicado por Pablo?
    4. Dónde queda la escatología bíblica?
    5. A qué tribu de la Casa de Israel pertenecemos?
    Muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s