Éxodo 15:1-21 – El cantico de Moisés

Éxodo 15:1-2 – Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a YHVH, y dijeron: Cantaré yo a YHVH, porque se ha magnificado grandemente; Ha echado en el mar al caballo y al jinete. (2) YHVH es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré”

Cantaron al Eterno, no a los hombres. Esta es una verdadera alabanza, que está dirigida al Eterno y tiene el propósito de agradarle a él, no a los hombres.

cantico moises.JPG

La palabra “cantaron” está escrita de forma futura, “cantarán”. Se dice que cuando el verbo aparece de esta forma puede entenderse de tres maneras:

  1. Una intención del corazón (que no es necesario que se cumple Números 21:17; Josué 10:12; 1 Reyes 7:8; 11:7).
  2. Un presente continuo, algo que se hace siempre – (Números 9:20; Job 1:5).
  3. Algo que se hará en el futuro. De aquí los maestros dijeron que la resurrección de los muertos se deriva del mismo texto de la Torá.

En este caso podemos descartar el presente continuo, puesto que sólo cantaron junto al mar una vez. Pero es interesante notar que las Escrituras hablan del cántico de Moisés que será cantado en relación con la redención final y la resurrección de los muertos – (Ver: Apocalipsis 15:2-4).

Apocalipsis 15:2-4 – “Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (3) Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. (4) ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado”

El cántico de Moshé y del Cordero es el cántico de la redención final. Al igual que Moisés y los hijos de Israel salieron del mar, que simboliza la resurrección, así todos los que han puesto su confianza en el Mesías de Israel, serán redimidos de la muerte para poder cantar en el otro lado este cántico al Eterno.

El cántico de Shemot (Éxodo) 15 nos enseña la importancia de expresarse con cantos, danzas e instrumentos al Eterno. Es parte de nuestra devoción a Él. Es una manera de mantener vivo el espíritu.

Esta canción tiene tres temas principales:

  1. La grandeza del Eterno.
  2. La liberación de los egipcios.
  3. La entrada futura en la tierra prometida, con una alusión al reino mesiánico.

“…YHVH es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación…”  – La palabra hebrea que ha sido traducida como “le glorificaré” es “ve-anvehu” que significa “le embelleceré” y viene de la raíz “navá” que significa “descansar”, “embellecer”, “celebrar”, “preparar una habitación”. De aquí aprendemos que nuestro servicio y obediencia al Eterno debe ser de manera bella.

También aprendemos que nuestras alabanzas preparan un lugar de morada para el Eterno.

Salmo 22:3 – “Sin embargo, tú eres santo, que habitas entre las alabanzas de Israel


Éxodo 15:3-5 – “YHVH es varón de guerra; YHVH es su nombre. (4) Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército; Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo. (5) Los abismos los cubrieron; Descendieron a las profundidades como piedra”

Hay muchos lugares en las Escrituras donde el Eterno es presentado como guerrero – (Isaías 42:13-15; 51:22; Sofonías 3:17; Nehemías 4:20). El no es pacífico en cuanto a la injusticia y la maldad. El que no hace guerra contra el pecado y la injusticia que le rodea, no está siguiendo el ejemplo de su Padre celestial.

La apatía de los justos contra el mal en este mundo hace que los malvados se multipliquen y actúen sin temor. Si callamos ante el mal, somos cómplices.

Yhwh4.jpg


Éxodo 15:6-7 – “Tu diestra, oh YHVH, ha sido magnificada en poder; Tu diestra, oh YHVH, ha quebrantado al enemigo. (7) Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti. Enviaste tu ira; los consumió como a hojarasca”

La diestra del Eterno es el Mesías. Él será el que finalmente va a destruir a los enemigos que se levanten contra el pueblo de Israel

Isaías 63:1-6 – “¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿éste hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar. (2) ¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar? (3) He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas. (4) Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. (5) Miré, y no había quien ayudara, y me maravillé que no hubiera quien sustentase; y me salvó mi brazo, y me sostuvo mi ira. (6) Y con mi ira hollé los pueblos, y los embriagué en mi furor, y derramé en tierra su sangre

Apocalipsis 19:11-16 – Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. (12) Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. (13) Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. (14) Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. (15) De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. (16) Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”

El Mesías Yeshúa ejecuta la ira del Eterno. El vino la primera vez como Cordero de Dios, pero la segunda vez vendrá como el León de Judá.


Éxodo 15:8-13 – Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas; Se juntaron las corrientes como en un montón; Los abismos se cuajaron en medio del mar. (9) El enemigo dijo: Perseguiré, apresaré, repartiré despojos; Mi alma se saciará de ellos; Sacaré mi espada, los destruirá mi mano. (10) Soplaste con tu viento; los cubrió el mar; Se hundieron como plomo en las impetuosas aguas. (11) ¿Quién como tú, oh YHVH, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios? (12) Extendiste tu diestra; La tierra los tragó. (13) Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste; Lo llevaste con tu poder a tu santa morada”

Una descripción muy poética del viento oriental, que en parte fue la causa de

la división de las aguas. Haciéndose más osado en sus imágenes, Moisés representa las corrientes reunidas como “en un montón” a cada lado y los abismos como “cuajados”.

El mar tiene un corazón. En este caso el significado de la palabra corazón es alegórico. La palabra hebrea es “lev” que significa “corazón”, “mente”, “razón”, “conciencia”, “ánimo”, “memoria”, “atención”, “voluntad”, “interior”.

Éxodo 3:2 – “…en el corazón del fuego…”

El corazón de una persona es lo más íntimo de ella, donde toma las decisiones más importantes, donde se manifiesta lo que realmente es. En la mente de una persona pueden caber muchas ideas y muchas opciones, pero en el corazón cabe sólo una opción.

i. Curiosamente la caja del tefilín de la cabeza tiene cuatro departamentos con los cuatro textos, pero en el tefilín del brazo, que está pegado al corazón, sólo hay un departamento que tiene un solo pergamino con los cuatro textos como si fuera uno.

Cuando las cosas bajan al corazón se hace uno con la persona. Por esto las Escrituras advierten, según está escrito en Proverbios 4:23:

“Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida”

Proverbios 4:4 – “y él me enseñaba y me decía: Retenga tu corazón mis palabras, guarda mis mandamientos y vivirás”

Romanos 10:10 – “porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación”

Hay que creer en el corazón, no sólo en la mente. La fe de la mente no justifica ni salva, sólo la del corazón, en lo más íntimo de la persona. Querido lector, mira bien que la enseñanza de la Torá y la obra del Mesías no se queden solamente en tu cabeza, ponlas en tu corazón, como está escrito en el Shemá.

“…El enemigo dijo…” – Los enemigos de Israel son enemigos del Eterno. Los enemigos del Eterno son enemigos de Israel – (Salmo 83:2-3).

“…Mi alma se saciará de ellos…” – La palabra hebrea que para alma en este texto es “nefesh”, que significa “aliento”, “garganta”, “cuello”, “apetito”; “alma”, “vida”, “ser vivo”, “persona”, y viene del verbo “nafash”, “respirar”. Cada respiración de un ser vivo suena “ne-fesh”. En algunos lugares “nefesh” tiene el significado de “cadáver”. El alma, “nefesh”, es la sede de la voluntad y el deseo.

Génesis 1:27 – “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”

En las Escrituras podemos ver varias palabras que hablan de las diferentes partes del ser humano. Ya hemos mencionado el corazón y el alma. La palabra “nefesh” es usada tanto para animales como para hombres. Así que el nefesh es el alma natural, biológica, lo que da vida al cuerpo, lo que respira. Los animales son nefesh y basar, alma y cuerpo, pero los hombres tienen algo más, que los animales no tienen, ruaj (espíritu).

El acto de creación del hombre fue cuando el Eterno sopló aliento de vida, “nishmat jayim”, en su nariz y así el hombre fue hecho un ser vivo, un alma viviente, “nefesh jayá”, según Génesis 2:7.

Entonces el hombre recibió espíritu, que los animales no tienen. La palabra hebrea para “crear” es “bará” que significa “dar existencia”, “hacer algo que no existía antes”. La palabra aparece tres veces en Génesis 1, en el versículo 1 en relación con el tiempo, el espacio y la materia; en el versículo 21 en relación con la vida animal; y en el versículo 27 en relación con el hombre. Esto nos enseña que hay una diferencia entre lo material y los animales, y entre los animales y los hombres, porque necesitaban actos de creación diferentes para llegar a existir.

El cuerpo de los animales fue tomado de la tierra y el alma de ellos fue creada. El cuerpo del hombre también fue tomado de la tierra, pero su alma recibió un toque especial del Espíritu del Eterno.

La palabra hebrea para espíritu es “ruaj”,que significa “soplo”, “viento”, “aliento”, “respiración”, “ánimo”, “mente”, “ira”, “tempestad”, etc. Este amplio significado de la palabra hace que el concepto “espíritu del hombre” es entendido de varias maneras en las Escrituras.

Puede ser simplemente su aliento, es decir, su vida. También puede significa su intelecto. Y puede significar su vida superior, su vida espiritual.

Cada ser humano es el producto de una creación, es decir el Eterno le da vida espiritual, crea su espíritu en el momento cuando su vida biológica de su cuerpo es formada en el vientre de su madre.

Salmo 89:47 – “Recuerda cuán breve es mi vida; ¡con qué propósito vano has creado a todos los hijos de los hombres!”

Isaías 43:7 – “a todo el que es llamado por mi nombre y a quien he creado para mi gloria, a quien he formado y a quien he hecho”

Aquí aparecen tres palabras:

  1. Creado.
  2. Formado.
  3. Hecho.

Esto podrá aludir al espíritu, alma y cuerpo del ser humano.

Malaquías 2:10 – “¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué nos portamos deslealmente unos contra otros, profanando el pacto de nuestros padres”

Zacarías 12:1 – “Profecía de la palabra de YHVH acerca de Israel. YHVH que extiende los cielos, pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él…”

Parece que primero hay un acto de creación del espíritu del hombre y luego un proceso de formación de su espíritu. Cuando el hombre peca voluntariamente por primera vez, su espíritu muere.

Romanos 7:9 – “Y en un tiempo yo vivía sin la ley (como niño sin conciencia), pero al venir el mandamiento, el pecado revivió, y yo morí (mi espíritu perdió la relación íntima con el Padre)”

Juan 3:3-8 – Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. (4) Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? llenura_del_Espiritu_Santo.jpg¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? (5) Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. (6) Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. (7) No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. (8) El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu

En las Escrituras no hay una enseñanza definida de las diferentes partes del ser humano. Como hemos visto las palabras hebreas pueden ser entendidas de diferente manera, dependiendo del contexto de cada caso.

A veces el hombre es visto como un ser doble, con alma y cuerpo, o espíritu y cuerpo. A veces se ve como un ser con tres divisiones, espíritu alma y cuerpo, y a veces incluso cuatro, espíritu, alma superior, alma inferior y cuerpo.

En Génesis 2:7 está escrito que el Eterno sopló en la nariz del hombre “nishmat jayim”, aliento de vida. La palabra he- brea para “aliento” es “neshamá” que significa “alma”, “aliento”, “soplo”, “espíritu”, “ser vivo”. Esta palabra no se usa en relación con los animales. A parte de ser el aliento del Eterno, la neshamá constituye el alma superior.

Isaías 42:5 – “Así dice Dios, YHVH, que crea los cielos y los extiende, que afirma la tierra y lo que de ella brota, que da aliento (neshamá) al pueblo que hay en ella, y espíritu (ruaj) a los que por ella andan”

Proverbios 20:27 – “Lámpara de YHVH es el espíritu (neshamá) del hombre que escudriña lo más profundo de su ser”

Hay tres tipos de vida: biológica, animal y espiritual. En las plantas y los árboles hay vida biológica, también en los cuerpos de los animales y en los cuerpos de los hombres. La vida biológica se puede estudiar de manera química. Está íntimamente conectada con la tierra. En esa vida hay ciertas manifestaciones de sentimientos, voluntad e intelecto.

Luego está la vida animal, del alma, del nefesh. Esa vida es superior a la vida biológica. Allí hay manifestaciones más claras de sentimientos, voluntad e intelecto. La vida espiritual es superior a la vida animal, y allí hay expresiones superiores de sentimientos, voluntad e intelecto.

El hombre tiene su existencia en estos tres niveles de vida, la vida biológica en su cuerpo, la vida animal en su alma y la vida espiritual en su espíritu.

nefesh-ruach-neshamah

1 Tesalonicences 5:23 – “Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesús el Mesías”

El ser humano es espíritu, alma y cuerpo. Así que si falta uno de ellos el hombre no es hombre, sino una fracción de hombre. Un hombre necesita su cuerpo para ser hombre. El cuerpo es parte del ser humano.

Hay varias palabras hebreas para hombre. Una de ellas es “adam”, “rojo”, y está relacionada con la palabra “adamá” que significa “tierra”. El hombre viene de la tierra por un lado y del cielo por el otro. Así que el hombre es la combinación de la unión entre lo terrenal y lo celestial. El Eterno formó su cuerpo de la tierra y sopló en su nariz y así llegó a ser hombre.

Job 32:8 – “Pero hay un espíritu en el hombre, y el soplo del Todopoderoso le da entendimiento”

Cuando el espíritu del hombre sale de su cuerpo, el cuerpo Muere.

Salmo 146:4 – “Su espíritu exhala, él vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus planes”

Isaías 57:16 – “Porque no contenderé para siempre, ni estaré siempre enojado, pues el espíritu (ruaj) desfallecería ante mí, y el aliento (neshamá) que yo he hecho”

Eclesiastés 12:6-7 – “(Acuérdate de Él) antes que se rompa el hilo de plata, se quiebre el cuenco de oro, se rompa el cántaro junto a la fuente, y se haga pedazos la rueda junto al pozo; entonces volverá el polvo a la tierra como lo que era, y el espíritu(ruaj) volverá a Dios que lo dio”

El nuevo nacimiento del hombre implica en primer lugar una regeneración del espíritu humano.

Ezequiel 11:19 – “Yo les daré un solo corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Y quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne”

Isaías 57:15 – “Porque así dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito en lo alto y santo, y también con el contrito y humilde de espíritu, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los Contritos”

La regeneración del espíritu del hombre es vista como una nueva creación.

2 Corintios 5:17 – “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas”

Efesios 4:24 – “y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad”

En la resurrección, los cuerpos también experimentarán los resultados de la regeneración del espíritu del hombre, para que todo el ser humano sea redimido de la muerte para llegar a ser inmortal.

Filipenses 3:21 – “…el cual transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación en conformidad al cuerpo de su gloria, por el ejercicio del poder que tiene aun para sujetar todas las cosas a sí mismo”

El espíritu regenerado del hombre, también llamado “el nuevo hombre”, puede ser fortalecido y crecer.

1 Corintios 14:4 – “El que habla en lenguas, a sí mismo se edifica, pero el que profetiza edifica a la congregación”

El espíritu regenerado actúa a través de la mente, el alma, y la meta en nuestra santificación y crecimiento espiritual es que el espíritu tenga dominio sobre el hombre, en lugar del alma, así como fue al principio antes de la caída en pecado de Adan.

Efesios 4:23 – “…y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente…”

“…Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste…” – La salida de Egipto es una redención. Fue la primera redención que anuncia la redención final, cuando Israel va a ser sacado de todas las naciones de la misma manera como en la primera redención:

Jeremías 16:14-15 – “Por tanto, he aquí, vienen días–declara YHVH– cuando ya no se dirá: “Vive YHVH, que sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto”, sino: “Vive YHVH, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte y de todos los países adonde los había desterrado” Porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres”

Jeremías 23:7-8 – “Por tanto, he aquí, vienen días–declara YHVH– cuando no dirán más: “Vive YHVH, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto”, sino: “Vive YHVH que hizo subir y trajo a los descendientes de la casa de Israel de la tierra del norte y de todas las tierras adonde los había echado”; y habitarán en su propio suelo”


Éxodo 15:14-16 – “Lo oirán los pueblos, y temblarán; Se apoderará dolor de la tierra de los filisteos. (15) Entonces los caudillos de Edom se turbarán; A los valientes de Moab les sobrecogerá temblor; Se acobardarán todos los moradores de Canaán. (16) Caiga sobre ellos temblor y espanto; A la grandeza de tu brazo enmudezcan como una piedra; Hasta que haya pasado tu pueblo, oh YHVH, Hasta que haya pasado este pueblo que tú rescataste”

La palabra hebrea traducida “pueblos” está en plural e incluye a las tribus o naciones de Filistea, Edom y Moab y los otros habitantes de Canaán – (vers. 15). Moisés habla ahora en el papel de un profeta (Deut. 18: 15), cuando prevé los efectos de la liberación milagrosa de su pueblo, salvado de los ejércitos de Egipto.

“…Los filisteos…” –  No denomina todo el país que una vez conocimos como Palestina, sino tan sólo una franja de territorio a lo largo de la costa sudoccidental de Canaán, desde
el sur de Gaza hasta Jope. Esta franja de tierra costera, de unos 80 km de largo, fue ocupada por la confederación filistea, que se convirtió en una verdadera espina en el costado de Israel en tiempos posteriores

Los moradores de Palestina no sólo oirían acerca de este acontecimiento sino que se aterrorizarían por siniestros presentimientos de lo que estaba reservado para ellos, y así no tendrían valor para presentar una resistencia efectiva a Israel.

“…Los caudillos de Edom…” – Por el tiempo cuando Israel se aproximó a los límites de Edom, sus caudillos habían sido reemplazados por reyes – (Núm. 20: 14; Gén. 36: 15). Aunque la negativa de los edomitas para permitir el paso de Israel por su tierra da la impresión de que se sentían poderosos e intrépidos, el hecho de que rechazaran el pacífico pedido de Moisés muestra claramente un sentimiento de inseguridad y alarma que procuraban ocultar – (Juec. 11: 17).

“…Los valientes de Moab…” – La alarma de los moabitas estuvo indicada por los esfuerzos de Balac para inducir a Balaam a maldecir a los israelitas – (Núm. 22 a 24).

“…Todos los moradores de Canaán…” – Esta profecía se cumplió notablemente.

Josué 5:1 – “…todos los reyes de los cananeos … oyeron cómo YHVH había secado las aguas del Jordán hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más aliento en ellos…

“…Hasta que haya pasado tu pueblo, oh YHVH, Hasta que haya pasado este pueblo que tú rescataste…” – La redención del pueblo es vista como una compra. El precio fue la sangre del cordero:

1 Pedro 1:18-19 – “sabiendo que no fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir heredada de vuestros padres con cosas perecederas como oro o plata, sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre del Mesías” 


Éxodo 15:17-18 – Tú los introducirás y los plantarás en el monte de tu heredad, En el lugar de tu morada, que tú has preparado, oh YHVH, En el santuario que tus manos, oh YHVH, han afirmado. (18) YHVH reinará eternamente y para siempre”

Este texto indica que el santuario terrenal está centrado frente al Trono celestial que el Eterno ha hecho.

No era probablemente el país de colinas de Canaán – (Deut. 3:25), a diferencia de lo sostenido por algunos comentadores, sino más bien el monte que el Señor había elegido para un santuario – (Sal. 78:54) y había escogido como su lugar de morada.

El establecimiento de Israel en esta montaña no significa su entrada en la tierra prometida sino el establecimiento del pueblo de Dios en la casa de YHVH – (Sal. 92: 13), en el santuario futuro. Allí el Señor establecería una comunión más perfecta con su pueblo, y allí éste demostraría ser la posesión especial de Dios sirviéndole y ofreciendo sus sacrificios.

“…YHVH reinará eternamente y para siempre…” – Declaraciones similares se encuentran en otros pasajes de las Escrituras – (ver Sal. 10: 16; 29: 10; 146: 10; Apoc. 11: 15; etc.).reino de Dios.jpg

Así expresa Moisés la firme convicción del varón de Dios de que el dominio del Señor es eterno, no sólo en el universo sino en este mundo también; no sólo bajo la ley sino también bajo el Evangelio; no sólo en el tiempo sino a través de la eternidad. El canto de Moisés termina con esta exclamación inspirada, aunque en el versículo siguiente da una explicación de por qué el reino de Dios durará para siempre.

A semejanza de las dos estrofas precedentes, que terminaron con una declaración acerca de la destrucción de los egipcios (vers. 5, 10), la tercera concluye en forma similar. Pero, en vez de llamar la atención a los derrotados egipcios, Moisés se vuelve hacia su propio Libertador triunfante.

Por eso el canto no termina con un cuadro sombrío de la destrucción de los enemigos de Dios sino con una nota de victoria y alabanza. Este mismo tema caracterizará el cántico de Moisés y del Cordero que entonarán los redimidos sobre el mar de vidrio – (Apoc. 15:2-4).


Éxodo 15:19-21 – Porque Faraón entró cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar, y YHVH hizo volver las aguas del mar sobre ellos; mas los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar. (20) Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. (21) Y María les respondía: Cantad a YHVH, porque en extremo se ha engrandecido; Ha echado en el mar al caballo y al jinete”

Miryam (María) tenía alrededor de 90 años en esa ocasión. Ella es llamada profetisa.

María es la primera mujer a quien la Biblia honra con este título. Otras aparecieron de cuando en cuando a través de la historia del pueblo de Dios – (ver Juec, 4: 4; 2 Rey. 22: 14; Isa. 8: 3; Luc. 2: 36). María no es llamada profetisa aquí mayormente por ser inspiradas las palabras que cantó sino más bien en reconocimiento de su papel en el éxodo, superado sólo por los de Moisés y Aarón.

El espíritu profético se manifiesta de dos maneras, como calor y como luz, como inspiración y como revelación, como poder y como verdad. En este momento estaba operando la profecía de manera inspiradora, para cantar y para danzar. Los cantos y las danzas inspirados por el Espíritu manifiestan la gloria del Eterno. Esto también es profecía – (1 Samuel 10:5; 19:20; 1 Crónicas 25:1).

Específicamente alegó poseer el don profético – (Núm. 12:2), siendo que Dios había hablado mediante ella. El profeta Miqueas afirma que el Señor libró a Israel de Egipto por medio de Moisés, Aarón y María – (Miq. 6:4).

La tarea de ella puede haber sido comunicar al pueblo mensajes por los cuales
se mantuvo viva la esperanza de liberación durante los oscuros años de opresión. Ella

maría.gifpuede haber enseñado, amonestado y reprochado al pueblo. Pero a orillas del mar Rojo aparece como una inspirada mujer, con talento para el canto y la música.

“…y todas las mujeres salieron en pos de ella…” – Aquí vemos que en Israel no es sano que las mujeres dancen junto con los hombres. Los hombres danzan aparte y las mujeres aparte.

“…Y María les respondía: Cantad a YHVH…” – La palabra “respondía” nos enseña que fue un canto de intercambio entre las demás mujeres y su líder. Miryam decía cantaba una frase y las demás repetía y luego ella decía otra frase y las demás repetían. Así fue como Moisés cantó su canción junto con el resto del pueblo de Israel – (Ex 15:1).


(Pulse aquí para ver mas comentarios del libro de Éxodo)

Un pensamiento en “Éxodo 15:1-21 – El cantico de Moisés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s