7. Leche y miel

Continuamos con la parte 7 de – Los Judíos – Pueblo escogido, Pueblo perseguido.

Deuteronomio 26:16 – “Mira desde tu morada santa, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel, y a la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres, tierra que fluye leche y miel”

El guarda del santuario, Josué, hijo de Efraín y descendiente de josé, fue el sucesor de Moisés. Josué recibió el mandamiento del Señor de llevar a los israelitas a la tierra prometida de Canaán y de circuncidar a los varones. Josué confió en el Señor y el Espíritu del Señor estaba con él.

josu.jpg

Josué 1:9 – “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque YHVH tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”

Josué 5:4-5 – “Esta es la causa por la cual Josué los circuncidó: Todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones, todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto, por el camino, después que salieron de Egipto. (5) Pues todos los del pueblo que habían salido, estaban circuncidados; mas todo el pueblo que había nacido en el desierto, por el camino, después que hubieron salido de Egipto, no estaba circuncidado”

Los israleitas celebran la fiesta Pésaj en los campos de Jericó en Gilgal. Después de las festividades dejaron de comer el maná y empezarón comer los productos de la tierra.

El Príncipe del ejército del Señor le apareció a Josué en jericó. Josué se postró en tierra delante de él y le preguntó que tenía que decir su Señor a su siervo. angeles 3.jpg

Josué 5:15 – “Y el Príncipe del ejército de YHVH respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo”

La Biblia relata como el Señor luchó por su pueblo y los israelitas conquistaron la tierra de Canaán bajo el liderazgo de Josué. La tierra fue repartida entre las 12 tribus echándolo a suertes. Josué edificó un altar al Señor en el monte Ebal, copió la ley de Moisés allí en las rocas y bendijo el pueblo de Israel leyéndoles las palabras de la ley.

Josué 11:23 – “Tomó, pues, Josué toda la tierra, conforme Map_Levitical_Cities.pnga todo lo que YHVH había dicho a Moisés; y la entregó Josué a los israelitas por herencia conforme a su distribución según sus tribus; y la tierra descansó de la guerra”

A los levitas, liderados por Eliezer, hijo de Aarón, les fueron asignadas 48 ciudades con sus pastos para establecerse. Su heredad fue el servicio al Señor, y parte de las ofrendas. La responsabilidad de los levitas fue enseñar la ley del Señor al pueblo, realizar los, sacrificios y ofrendas, servir en el ministerio del Tabernáculo y cuidar de los utensilios del Tabernáculo.

Números 18:20-21 – “Y YHVH dijo a Aarón: De la tierra de ellos no tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel.
(21)  Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión”

El Tabernáculo se trasladó en Silo después de la conquista de la tierra. Se nombraron seis ciudades de refugio: Cedes, Siquem, Hebrón, Beser, Ramot y Golán.

n-13-ciudades-de-refugio-1-728.jpg

El propósito de las ciudades de refugio era proteger de la venganza de sangre a las personas que involuntariamente habían matado a alguien y posibilitar un juicio justo sobre el caso.

Los israelitas edificaban casas para sí y empezaban a cultivar la tierra. Cosechaban, entre otros productos, trigo, cebada, lino, uvas, aceitunas, dátiles, higos, nueces, almendras y hierbas aromáticas. También la horticultura y ganadería eran importantes medios de vida. Las ovejas y cabras daban leche y lana, los demás animales ayudaban en el trabajo y transporte. La carne unicamente se preparaba en los menús festivos.

Los grandes ejercientes de la náutica, los fenicios- que se llamaban a sí mismo también

220px-baal_ugarit_louvre_ao17330

Baales

cananeos- practicaban el comercio, producían cedros, construían barcos y practicaban la artesanía. Los cananeos servían a muchos dioses. El culto a Baal, el dios de la fertilidad, estaba relacionado con la prostitución, el ocultismo y la adoración de los astros, Los filisteos, que también servían a muchos dioses, se establecieron en la zona sobre los años 1300-1200 antes de nuestra era.

 

Los filisteos dominaban Gaza, Ascalon, Asdod, Gat, Ecrón como ciudad-estados.

Josué exhortó al pueblo a deshacerse de la idolatría, evitar el pecado y amar al Señor y observar sus mandamientos.

Jueces 2:6-8, 10-12 – “Porque ya Josué había despedido al pueblo, y los hijos de Israel se habían ido cada uno a su heredad para poseerla. (7) Y el pueblo había servido a YHVH todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué, los cuales habían visto todas las grandes obras de YHVH, que él había hecho por Israel. (8) Pero murió Josué hijo de Nun, siervo de YHVH, siendo de ciento diez años…

(10) Y toda aquella generación también fue reunida a sus padres. Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a YHVH, ni la obra que él había hecho por Israel. (11)  Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de YHVH, y sirvieron a los baales. (12)  Dejaron a YHVH el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los debora.jpgdioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a YHVH”

Los jueces, entre los cuales se encontraba también la profetisa Débora, gobernaron Israel desde el fallecimiento de Josué hasta la época de los reyes. El Señor mismo hubiera querido gobernar a su pueblo pero la gente adoptó muchas influencias de su entorno y con frecuencia obraron mal ante el Señor. En los tiempos dificiles el pueblo volvía de nuevo al Señor y Él envió jueces justos para ayudarles.

Los filisteos equipados con armas de hierro lucharon varias veces contra los israelitas, y en una cruzada victoriosa robaron el arca del pacto de los israelitas. Los filisteos devolvieron el arca después de siete meses porque les causaba accidentes. Los israelitas guardabán el arca en Beit Shemes, y durante más de veinte años en Kiriat-Jearim en las cercanías de Jerusalén, hasta que con posterioridad fue llevado a Jerusalén.

2-de-Samuel-6-David-intenta-llevar-el-Arca-a-Jerusalén-750x380.jpg


(No te pierdas las próximas partes en: Pueblo escogido, Pueblo perseguido)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s