Alef א – Alfabeto Hebreo

ALEF: La Paradoja: Elohim y Hombre – CABEZA DE BUEY

 
  • Valor: 1aleph2_1-listo
  • Tipo: Gutural
  • Sonido Sefárdico: Silente o de vocal
  • Sonido Ashkenazi: Silente o de vocal

La alef está formada por dos iud, una en la parte superior derecha, y la otra en la inferior izquierda, unidas por una vav en diagonal. Esto representa las aguas superiores e inferiores con el firmamento entre ellos.

 En el relato del primer día de la Creación: “Y el Espíritu de Dios merodeaba por sobre la superficie de las aguas“. En el segundo día de la Creación, YHVH separó las dos aguas “extendiendo” el firmamento entre ellas.

Primera. Símbolo de la Unidad y Poderío de יהוה YHVH, en su gematria, nombre y forma representa la Unidad del Creador, su Soberanía y su infinitud. Alef = Aluf: Rey, Maestro, Príncipe, su forma simboliza el infinito, consiste en tres partes: arriba es una י – Yod, abajo es una י – Yod y estas dos letras están conectadas por una ו VAV diagonal, cada י – Yod tiene un valor numérico de 10 y la Vav de 6 lo que resulta 26 que también es la cantidad del Tetragrama – (nombre de יהוה YHVH).

La Alef por lo tanto es tipo de la divinidad y nos habla de la divinidad. El Alef significa nobleza y sabiduría. La Alef escrita pequeña significa humildad y pureza en el estudio, teshuvá y nexo de unión entre el cielo y la tierra.

La Alef no es únicamente la primera letra del Alef-Bet sino también del Decálogo (los Diez Mandamientos del Sinai) -Anoji- (Exodo 20:2). La Alef como símbolo de la unidad, de la individualidad, comprende en su esencia el alefato completo y es así símbolo del “eterno infinito” – (Ein-Sof).

Alef, la primera letra del alfabeto, se representaba en la escritura sinaítica mediante una especie de cabeza de buey, simbolizando el poder, la fuerza.hqdefault

Alef es además la letra con la que comienza la palabra “Elohim”, una forma plural hebrea de referirse a Dios, usada en pasajes como la creación en Génesis:

Entonces dijo Dios (Elohim): hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” – (Gn 1:26a); o la Shema en Deuteronomio: “Oye Israel, el Señor nuestro Dios (nuestro Elohím), el Señor uno es” – (Dt 6:4).

La letra Alef consta de 3 trazos. 3 trazos que conforman una sola letra que da inicio al término plural para referirse a Dios.

¿Acaso la unidad de Dios es de tipo compuesto y complejo? ¿Acaso Dios es Uno, en tres personas? ¿Acaso la Trinidad está esbozada en el Antiguo Testamento, ya desde el Génesis, y presente en forma críptica en uno de los nombres de Dios: Elohím?

Cada letra del alfabeto hebreo tiene un valor numérico. El valor numérico de la letra Alef es 1. Bet, la siguiente letra tiene un valor numérico de 2, y así sucesivamente con las 22 letras del alfabeto.muchnikalef

Este sistema permite a su vez, que cada palabra tenga un valor numérico único también. En el caso de la caligrafía de la letra Alef, cada uno de los 3 trazos que la componen corresponde a otras 3 letras del alfabeto:

Una Iod, una vav, y otra Iod. Siendo el valor numérico de la Iod un 10 y 6 el de la vas, obtenemos un valor numérico de 26 para la letra Alef en cuanto a su representación pictográfica.

Por otro lado, en hebreo además se pueden descubrir significados en las palabras, leyéndolas de atrás hacia adelante. Esto no se hace en otros idiomas, pero sí en el hebreo. Si leemos Alef de atrás hacia adelante, el resultado es: Péle. Pelé significa: “maravilla“.

Este término también tiene una connotación de divinidad. En el Antiguo Testamento los teólogos han identificado las intervenciones de un Ángel conocido como el Ángel del Señor, con la persona de Jesús. Se trata de teofanías, o apariciones de Jesús antes de su encarnación en el vientre de la virgen María.

Una de esas apariciones sucede en el libro de los jueces, hacia el años 1450 AC. En esa instancia este misterioso Ángel se le aparece a Manoa, padre de Sansón. Antes de ascender en la llama del animal sacrificado con el que Manoa y su esposa lo honraron, el Ángel se hace llamar a sí mismo: Admirable – (Jue 13:18).

Cuando vamos al original hebreo, descubrimos que el término exacto que el Ángel usó para referirse a sí mismo fue: “Péle”, “maravilla”. Es decir, Alef leída de atrás hacia adelante. Este detalle nos ayuda a comprender que los eruditos están en lo cierto cuando interpretan que este Ángel es divino, es Jesús, es Dios mismo haciéndose visible. No se trata de un ángel común, un arcángel o un serafín.

El título Admirable o Maravilloso es prerrogativa de la divinidad, y esconde en sí la letra Alef, letra asociada con la divinidad, con el nombre sagrado de Dios, “YHVH” en cuanto a su valor numérico, y con el término hebreo plural para referirse a la plenitud de Dios: “Elohim”.

Jesucristo mismo es la Alef, El es el primogenito, tiene la preeminencia en todo.

Colosenses 1:15-20 – “El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. (16) Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. (17) Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; (18) y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; (19) por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, (20) y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”

 Forma:

  • Una iud arriba y una abajo, con una vav separándolas y uniéndolas simultáneamente.
  • El secreto de la imagen con que fue creado el hombre.

Acción:

  • El sistema respiratorio, el diafragma, el sistema digestivo.
  • El líquido cefalorraquídeo, la membrana, la humedad del cerebro.

Formación:

  • Sentirse cercano como así también distante de YHVH, con el compromiso del ministerio del Mesías balanceando estas emociones.
  • El llanto se aloja en un lado de mi corazón, en el otro se aloja la alegría”.

Creación:

  • Luz Trascendente e Inmanente con la contracción del big bam y la impresión residual del universo entre ellas.
  • El hombre en perfecta unidad con la Voluntad Infinita de YHVH.

Nombre:

  • Buey, mil, enseñanza, maestro.

Acción:

  • Buey, la realidad física, el ruaj (alma) animal inferior.
  • Mil, multiplicidad en la Creación, las “mil montañas donde pasta el buey“.
  • La yunta de bueyes doblegándose a la multiplicidad y retornando a la unidad.

Formación:

  • Yo te enseñaré la sabiduría“; la raíz de la ruaj (alma) se deriva de la sabiduría de YHVH.
  • Conocimiento Divino de la verdad Divina; ser nada.

Creación:

  • Maestro del universo“.
  • El Divino “Uno“, revelándose a través de la pluralidad de la Creación.  

Número:

  • Esencial: Uno (1). Poligonal: Tres (3).

Acción:

  • El primero de todos los números que se pueden contar.
  • El comienzo de un proceso en la naturaleza y en la secuencia de los eventos del mundo.
  • Uno significa “algo a partir de algo“.

Formación:

  • Una nación en la tierra“.
  • La unidad orgánica de todas las ruajim.
  • Uno significa “algo a partir de la nada“.

Creación:

  • YHVH es uno“: la absoluta unidad de YHVH.
  • No hay ningún otro aparte de Él: “Uno, individual y único”.
  • Uno significa “nada a partir de algo”.

¿Qué podemos aprender de la Alef – א?


Es la primera letra del Alfabeto que es representada en el hebreo pictográfico como una cabeza de buey alef-pictograficoY en el hebrero Bíblico  1-alef

En el hebreo el significado de Alef – א es: Buey, Fuerza, Lider.

Su forma es de una cabeza de buey – (Pictográfico),  y su valor numérico es 1, por eso se asocia con el Eterno.

Deuteronomio 6:4 – “Oye, Israel: YHVH nuestro Dios, YHVH uno es

Marcos 12:29 – “Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es”

Isaias 45:5-7 – “Yo soy YHVH, y ninguno más hayno hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, (6) para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo YHVH, y ninguno más que yo, (7) que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo YHVH soy el que hago todo esto”

Por toda la escritura se habla de la importancia de ser Uno, uno con Dios, estar unidos en un mismo sentir y en un mismo actual… en oración. Somos Alef cuando somos uno

Mateo 18:19-20 – “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
(20) Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

Porque en ese momento somos Uno con el Maestro, Uno con quién nos enseñó a cumplir la Ley, Ley que estaba formada y cumplida en Él.

Cuando el rey David quiso llevar el Arca a Jerusalen, él oró al Padre y cuando consultó al pueblo, todos “Como un solo hombre” aceptaron. En ese momento el pueblo fue Alef (Uno).

Oración de Jesús:

Juan 17:20-23 – “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, (21) para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
(22) La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. (23) Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”

También la letra Alef significa “Lider”, YHVH es el Líder de los líderes, es el número UNO, aunque Alef también puede referirse a cualquier líder. Y deseo extender este punto porque aquí está la mayor ilustración del significado de la primera letra. Para ello usaremos la figura más adecuada y que describe muy bien este concepto: “buey en el arado”.

bueyes

Para poder arar la tierra con bueyes, es necesario sujetar dos animales a un “Yugo”, uno de los bueyes, el más viejo, es el líder (es el Alef) que ya está enseñado (por el amo) a hacer el trabajo, el otro, el más joven es el que está en el proceso de formación (De liderazgo), para ello debe estar sujeto al líder, de tal manera que no pueda salirse de los límites ni a aumentar ni a desacelerar el paso. Esa es la importancia del yugo, que el pupilo aprenda a hacer el trabajo igual al líder, sometiéndose a una disciplina y a un orden, disciplina y orden que le enseña el buey líder.

Es como hacer una copia al carbón del original. Finalmente, el buey joven hará todo igual que su viejo maestro, que su Alef.

El Eterno envió a Egipto a su Líder, Moisés. Aquel que estaría capacitado para liberar de la esclavitud a Israel, a enseñar a un pueblo lleno de corrupción a ir por el camino correcto sin desviarse “ni a la derecha ni a la izquierda”, a no acelerar ni disminuir el paso, a reconocer los parámetros, las limitaciones y los obstáculos a vencer, a desechar lo malo y tomar lo bueno, a ser formados en la Torah del Reino, en la ley del Reino, en la constitución del Reino de Dios.

¿Tiene sentido ahora que Aaron les haya construido un becerro (buey) de oro cuando Israel se quejó de Moises?

Entendiéndose que ellos creían que el Líder era Dios, que Moisés era Dios Y confundiendo así el liderazgo de Moisés y el liderazgo del propio YHVH.

Exodo 32:1 – “Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, “haznos dioses” que vayan delante de nosotros; “porque a este Moisés”, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido”

Para mi tiene sentido, y puedo imaginar que la hechura del becerro de oro por Aaron, pudo haber sido con sentido irónico y que ni aún así el pueblo captó la ironía. No entendieron por causa del dios egipcio APIS, dios egipcio que era lo que conocían y de lo que estaban llenos (Idolatría), idolatría que les cegó los ojos.

El pueblo no diferenció al gran Líder (YHVH) del líder (Moisés), ni diferenció el líder (Moisés)

otra-escultura-del-toro-apis

dios Apis – “dios de la fertilidad”

de dios pagano (Apis) sino que creyeron que Moisés era un dios sustituible por otro. Era un pueblo totalmente ciego.

¿Qué ocurrió realmente?

El pueblo no entendió el “yugo” de Moisés, no entendió la “Fuerza” del buey que estaba por entregarles la verdadera enseñanza, La Torah, la guía para poder ir hacia la formación de una nación. No querían salir de su zona de “confort”, hablando en relación a sus creencias, a su idolatría.

Cuando estamos sujetos al Alef, tendremos la certeza de caminar correctamente. Al caminar correctamente, el trabajo se hace y la bendición viene:

Deuteronomio 28:14 – “y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles”

Josué 1:7 – “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas”

Proverbios 4:27 – “No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; Aparta tu pie del mal”

El otro Alef (Líder), que fue enviado para enderezar lo que estaba torcido, a enseñar la verdadera interpretación de la Ley de Dios, a hacernos ver dónde está el error y como debe ser nuestra actitud, vino para formarnos en obediencia a la Torah, porque el antiguo pacto había sido traspasado pactando El Eterno a través de este Líder lo que Él ya había prometido: “Pondré mi Ley en vuestros corazones”.

Con la información que ya conocemos, sólo me resta confirmar que éste personaje  es también  un Alef como Moisés, y lo confirma él mismo con sus palabras:

Mateo 11:29-30 – “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; (30) porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”

Es importante entender todo el significado que puede tener la letra Alef. Cuando captamos su importancia y función, podremos llevar este conocimiento a todas las áreas de nuestra vida, ya que en todas existe un liderazgo que tenemos que poner en acción basados en el liderazgo de nuestro maravilloso Líder Jesucristo “Alef”, que nos fue enviado para que nos sujetemos a su yugo y nos dejemos formar como Alef.

Efesios 4:12-15 – “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Mesías, (13) hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto (Un Alef perfecto), a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías; (14) para que ya no seamos niños fluctuantes (Haciéndonos becerros de oro o no distinguiendo el líder del gran líder), llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, (15) sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza (Cabeza de buey, líder), esto es, el Mesías”

Importante que dejemos que el Líder nos “forme” hasta llegar a ser como él, a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios.

Un pensamiento en “Alef א – Alfabeto Hebreo

  1. Pingback: Dalet – ד | A traves de las Escrituras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s