Dalet – ד

Dalet es la cuarta letra del alfabeto hebreo y su valor es 4. En el hebreo pictográfico Dalet se dibujaba  dibujo.jpg , y en el hebreo bíblico Dalet.

  • Su significado: Puerta (de tienda), hombre pobre, pobre de espíritu, afligido, humildad y número cuatro.

Dalet tiene mucho que enseñarnos para nuestra “formación” a la imagen del Creador.

  • Dalet= Cuatro – 4.

En el hebreo no existen los números, por lo que se usan letras para representar su valor. Veamos algunos puntos donde encontramos el 4:

  1. 4to día de la creación – (Separar-Señal- Enseñoreamiento- Luz).
  2. 4 ángulos de la tierra.
  3. 4 estaciones del año.
  4. 4 cabezas de año en el calendario Hebreo.
  5. 4to hijo de Jacob fue Judá de donde sale el Mesías.
  6. 4 fases tiene la luna.
  7. El cuarto mes hebreo – (llamado también Tamuz).
  8. 4 Niveles de interpretación: Nivel Peshat, Nivel Remez, Nivel Drash, Nivel Sod – (Mas información ver nuestra enseñanza: Formas de intepretar la Escritura).
  9. 4 Puntos cardinales.

El número cuatro (4) es ampliamente usado en la Biblia y básicamente simboliza la creación, el cosmos, el mundo (gr. kósmos), lo terrenal; ya que cuatro eran los ríos que regaban el Edén, el paraíso terrenal de Dios para el hombre – (Gén. 2:10-14); cuatro son las estaciones del año; cuatro son los puntos cardinales – (Gén 13:14; Is. 11:12); cuatro son los vientos que soplan la tierra – (Ez. 37:9); cuatro son los Evangelios que registran las buenas nuevas de salvación para todo el mundo y para bendición a todas las familias de la tierra – (Mateo, Marcos, Lucas y Juan); y cuatro son los campos de misión a dónde hay que predicar el Evangelio y hacer discípulos: “en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” – (Hch. 1:8).

En el ámbito espiritual o celestial vemos la máxima representación del número 4 en las cuatro letras del Nombre de Dios: Y+H+V+H; en los cuatro querubines y seres vivientes delante del trono de Dios – (Ez. 1:5-10; Ap. 4:6-9), y en la ciudad del reino de Dios, sentada sobre un monte, cuya base y forma es cuadrada – (Ap. 21:10-17).

Pero Dalet tiene una rica enseñanza en sus demás significados, veamos:


dalet1.jpg

  • Puerta:

Dalet viene de una pictografía o símbolo antiguo llamado “dalt”, que representa una puerta colgada de una tienda cerrada, y que en el hebreo moderno ha llegado a ser “delet”: puerta. 

La función de una puerta es para tener acceso a un espacio ya separado, un espacio que no es igual al que nos encontramos. Si no existieran “puertas” estaríamos atrapados en un mismo espacio, siempre todo sería igual y sin acceso a nada ni a nadie, no existirían los cambios pues éstos se logran buscando cosas u oportunidades nuevas que no existen en el espacio habitual, entrando por puertas estamos entrando a espacios con leyes diferentes.

Si traspasamos alguna puerta nos tenemos que ajustar a las nuevas leyes existentes en ese nuevo espacio, ese ajuste es justamente el “tiempo de aprendizaje y crecimiento”. El crecer duele, el crecer físicamente duele, así mismo ocurre con el crecer espiritual, duele porque tenemos que deshacernos que maneras de pensar y actuar para forjar una nueva mente y para alcanzar esa nueva mente y poder tomar conciencia de un cambio debemos primero pasar por pruebas (Aflicción), porque todo lo que estaba “mal acostumbrado” debe corregirse y eso no se consigue de la noche a la mañana sino que es a través de un proceso.

Hay diferentes tipos de puertas de acuerdo al trabajo que ella debe realizar. Por ejemplo,
No se puede comparar la puerta de entrada principal de una casa con la puerta de servicio.

La principal es ancha y adornada, invita a pasar dentro, te da la bienvenida!, inclusive puedes conocer algo de la personalidad de sus dueños por el tipo de puerta que posea su casa. En  cambio la de servicio es angosta y sin ningún atractivo, aunque puedes entrar por ella, es “la puerta humilde”, la que te da la oportunidad de entrar pero no hace alarde de sí misma.

puerta-Hall-castillo-Hogwarts_TINIMA20120323_1025_3.jpg
Las puertas anchas están hechas así con el fin de que entren muchas personas, de hecho, esas puertas son las que se utilizan en las entradas de los centros comerciales, clínicas, hospitales, etc. etc. Y en la antigüedad, se usaban en el muro de la ciudad. Sin embargo las puertas estrechas aunque también tienen la misma función, no invitan a pasar, se puede decir que son casi invisibles si estamos buscando la puerta principal. Los arquitectos conocen de esta influencia que ejercen las puertas sobre la mente del ser humano.

¿Cómo podemos aprender de Dalet?

Mateo 7: 13-14 – “Entrad por la puerta (DALET) estrecha (HUMILDAD); porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; (14) porque estrecha (LA HUMILDAD) es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”

También  Jesús dijo:

Juan 10:7,9 – “(7) Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta (DALET) de las ovejas… (9) Yo soy la puerta (DALET); el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”

Como “Puerta”, simbólicamente, Dalet representa la decisión propia de abrirse al futuro o permanecer cerrado o alejado.  Pero como vimos, Dalet también significa la conciencia de no poseer nada propio, sino que somos totalmente dependientes de Dios.

Como vimos, el significado de la Dalet es delet, una “puerta”. Y también significa dal, dalut, una persona pobre. Pero también, la palabra dalet representa dilisoni, que significa “levantarme.”

¿Cómo estas tres definiciones trabajan juntas?  

La convergencia se produce cuando una persona es consciente de que él o ella es pobre. Esta pobreza no significa necesariamente un estado de necesidad económica. Más bien significa, que todo lo que una persona “posee” de hecho le pertenece a Dios.

Dios ha tenido la bondad de darnos la vida. Y Dios ha tenido la bondad de darnos el sustento. ¡Sin Dios, no tenemos nada! El reconocimiento de esta verdad es la puerta hacia la Casa de Dios.Y una vez que entramos en esa morada, Dios nos levanta -dilisoni-, Él nos bendice con la vida, la salud, el sustento y el éxito. En el Salmo 30, el Rey David nos dice:

“Te glorificaré, oh Dios, porque me has exaltado” (levantado: dilisoni).


  • Aflicción:

La letra Dalet también significa aflicción y pobre de espíritu, por lo que la frase “Yo soy la puerta de las ovejas” también se puede interpretar como “Yo soy la AFLICCIÓN de las ovejas”, siendo ésta la razón por la cual no todos quieren entrar por esa puerta. Apenas llena la primera aflicción y se dejan llevar hasta volver a caer en los ofrecimientos del mundo.

Mateo 13:5-7 – “Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; (6) pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. (7) Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron”

Veamos varios versículos que hablan de Dalet como aflicción:

Salmo 119:25-32 – “Dálet – (25) Abatida hasta el polvo está mi alma;Vivifícame según tu palabra. (26) Te he manifestado mis caminos, y me has respondido;Enséñame tus estatutos. (27) Hazme entender el camino de tus mandamientos,Para que medite en tus maravillas. (28) Se deshace mi alma de ansiedad;Susténtame según tu palabra. (29) Aparta de mí el camino de la mentira,Y en tu misericordia concédeme tu ley. (30) Escogí el camino de la verdad;He puesto tus juicios delante de mí. (31) Me he apegado a tus testimonios;Oh YHVH, no me avergüences. (32) Por el camino de tus mandamientos correré,Cuando ensanches mi corazón”

Mateo 5:3 – “Bienaventurados los pobres en espíritu (DALET), porque de ellos es el reino de los cielos. (4) Bienaventurados los que lloran (DALET), porque ellos recibirán consolación. (5) Bienaventurados los mansos (DALET), porque ellos recibirán la tierra por heredad”


Dalet es lo que Jesús quiere que seamos:

  • Humildad:

Aunque ya hemos hablado de la puerta estrecha que es “La puerta humilde”, quiero letras15.jpghacer resaltar que Jesús, quién es la puerta estrecha (la puerta de la humildad), también dijo que él era la puerta de las ovejas (la aflicción de las ovejas), el es el apresto, el proceso, para hallar humildad, para hallar mansedumbre, para ser como la letra DALET  un hombre con la cabeza agachada (Dalet), afligido pero al mismo tiempo enriquecido con la corrección y sabiduría que da la Torah por medio de su Dalet que es el Mesías.

Dalet representa a un hombre pobre, que se inclina humildemente ante su necesidad.  Por eso la podemos encontrar en la palabra hebrea “dal, dalut”, que significa pobre o empobrecido.

humillado-y-arrepentido.jpg

1ª Pedro 5:5 – “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes”

Mateo 11:29 – “Llevad mi yugo sobre vosotros, y “aprended de mí”, que soy manso y humilde de corazón (DALET); y hallaréis descanso para vuestras almas…”

Es estar de acuerdo en pasar por aflicción para realizar un cambio en nosotros, es como el “apresto” (Proceso) que debemos usar como calzado para finalmente brillar y tener firmeza en nuestra mente, alma y corazón. En nuestros pensamientos, palabras y obras – (Efesios 6:15)…y entrará, y saldrá, y hallará pastos…

El Talmud describe una situación, donde un hombre está cargando un objeto pesado, y otro hombre aparenta ayudarlo poniendo sus manos sobre la carga, con lo que en realidad el primer hombre soporta todo el peso. Podemos denominar al segundo hombre “un ayudante sólo aparente”.

Así somos nosotros, explica el Baal Shem Tov, en relación a Dios. En definitiva, toda nuestra fortaleza viene de lo Alto, el libre albedrío no es más que la expresión de nuestra voluntad de participar, como si fuera, en el acto Divino. Uno meramente pone las manos, sobre la carga transportada exclusivamente por Dios.

En el estudio de la letra Alef vimos que para poder llegar a la estatura de Cristo, debemos ser como Él, dejándonos enseñar hasta llegar a ser un Alef y así ser uno con Dios porque Su ley ya estará formada en nosotros.

El requisito para poder colocarnos el yugo de Cristo es “aceptar” ser formados en Dalet. En pobreza de espíritu, en humildad, en mansedumbre, en pacificador y en todo lo que el Mesías mostró y habló…….

Les invito a meditar en Dalet y a observar  que tipo de “Puerta” es la que te identifica y muestras a los demás, y también, que debes cambiar en ti, ¿cuál es la razón de que reacciones como lo haces?, ¿ qué te afectó en la vida y a qué le tienes miedo? , y  muy importante, ¿qué te dice el Eterno al respecto?, busca Su corrección y dirección.

 


(Fuentes: https://buscandoloescondido.com y http://haypazcondios.blogspot.com.es)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: