¿Y ahora qué?

Simplemente este articulo es una reflexión a el paso que voy a dar en esta etapa en mi vida (matrimonio) y en la que muchos otros darán algún día si el Eterno lo permite…

Para comenzar esta reflexión quiero citar un texto de el libro de Miguel de cervantes “El Quijote“:

“Hoy es el dia más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos mas peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén”

Asemejando este texto al paso de unirse como pareja el uno al otro este texto es para mi parecer perfecto ya que el matrimonio es un camino, un camino que dos personas toman en busca de la misma dirección ⇒ YHVH.

tumblr_mbjvcypPQs1rb07n9o1_1280.jpg

Pero la realidad es que sin duda alguna, hoy en este mudo actual el matrimonio pareciera ser una especie de accidente evolutivo. Hoy en día las personas en el mundo (una gran mayoría actualmente), no se si por temor o por simplemente cultura después de un período de conocerse, salir e involucrarse románticamente, viene la etapa de la inquietud.

La pareja se enfrenta a la pregunta temida de:

¿Y AHORA QUÉ?

Muchos optan por hacer una vida juntos sin compromiso, en una frase la respuesta suele ser:

Quererse” – si a mi me conviene o si la situación es adecuada…

pedida_mano_error_SUPERIOR-web.jpg

Un numero cada vez mayor de gente esta eligiendo una nueva forma de vida, han rechazado la monogamia y dan la espalda a las relaciones convencionales, creen que es el estilo de vida del futuro.

Pero este no es el propósito por el cual el Eterno diseño el matrimonio, y como siempre es obra del adversario desvirtuar toda imagen que Dios instituyo.

La respuesta por defecto los pone en el altar, comprometiéndose a vivir felices para siempre. Si Dios quiere…

Nosotros como creyentes creemos que Dios creó el mundo para que el hombre tenga una vida llena de significado y placer. Quiere que tengamos todo y vivirlo para El, para esto nos dio un libro de instrucciones diciéndonos cómo alcanzarlo.

¿Cómo crees que la Palabra describe el matrimonio?

¿Eterna bendición?  –  ¿Encadenados?

Si alguien te dijera que va a amputar su mano porque “ya no le divierte” le dirías que está loco. El matrimonio es exactamente lo mismo.

“LA IDEA PRINCIPAL DEL MATRIMONIO ES QUE DOS MITADES SE CONVIERTEN EN UNO, COMPLETÁNDOSE MUTUAMENTE”

Génesis 2:24 – “El hombre dejará a su padre y a su madre, se unirá con su esposa, y serán una sola carne”

El matrimonio es el proceso de convertirse en una sola carne; no son dos personas que se unen para formar una sociedad, tampoco es un acuerdo para vivir juntos por siempre; no es una forma de obtener un beneficio en el pago de impuestos ni un método para compartir las tareas de la casa.varonx.png

La idea principal del matrimonio es que dos mitades se convierten en uno, completándose mutuamente.

¿Qué necesita la pareja para alcanzar este sentido de unificación?

Imagina el matrimonio como un viaje por la vida. Auto, gasolina, comida – estamos listos para partir.

¿Qué es necesario para que los dos viajeros en este auto se “unan” para realizar este viaje?

  1. Destino: Para poder comprometerse a ir juntos tienen que saber a dónde están yendo. Si uno quiere ir a esquiar no puede estar con alguien que quiere ir a la playa.
  1. Compromiso: Dos personas no llegarán a su destino si uno puede echarse para atrás cuando se le antoje.
  1. Afinidad: Si no se soportan mutuamente, el viaje va a ser intolerable.

El amor surge de conocer verdaderamente a la persona y ver su belleza, fuerza de carácter y su esencia más pura. Es imposible amar a alguien a menos que lo conozcas, es lo mismo que amar un libro que no has leído – lo único que conociste fue la tapa.

Esto nos lleva a algo sorprendente:

El amor verdadero viene después del matrimonio. La Torá dice que Isaac llevó a Rebeca a su tienda y la amó – (Génesis 24:67). El amor crece todo el tiempo a medida que crece tu apreciación por tu esposa.

Un joven estaba sentado con su padre y le dijo:

“Papá, después de cinco años de matrimonio, creo que finalmente entendí lo que es el amor”

El padre le dijo:

“Espera a haber estado casado 25 años, luego entenderás lo que es el amor”.

El abuelo también estaba en el cuarto y alcanzó a oír este diálogo.

Les dijo:

Esperen a haber estado casados 50 años”

43235115.jpgPor ultimo como dijimos la esencia del matrimonio es el compromiso a perseguir juntos objetivos, sueños y metas, es seguir un camino aveces de rosas y otras veces de espinos pero sobre todo que a lo largo de este camino el amor sea el vinculo que una cada paso dado en este caminar.

De igual manera como una planta necesita agua cada día para que no se seque así de igual manera sea alimentado el amor cada día, y que el propósito principal sea el de glorificar juntos a Dios.

“Así como Dios está en lo alto, por encima del hombre, así también lo están la santidad, los derechos y la promesa de amor. No es su amor lo que sostiene al matrimonio sino, de ahora en adelante, es el matrimonio lo que sostiene su amor” 

14700911_1120655788020438_8575131259358405876_o.jpg

Una buena relación no es solo el secreto detrás de una vida de paz, tranquilidad y felicidad, sino también la clave para recibir una bendición única del creador.                                                                                      .                                                                 Rabi Akiva lo explica en Sota 17b, cuando analiza las palabras hebreas para marido (איש) y mujer (אשה). Al combinar ambas palabras se obtienen “fuego” (אש) y “Dios” (ה -י).                                                                                                                                                                                       .                         “Si ambos, marido y mujer, son meritorios, la presencia divina (shejiná) mora en ellos. Si no lo son, los consume el fuego”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s