Sobre los doce discípulos de Yeshua ¿Quienes fueron?

Los doce discípulos eran de la región de Galilea, excepto Judas Iscariote que era de Judea. Sus ocupaciones iban desde pescadores hasta recaudadores de impuestos y revolucionarios. Algunos estaban casados (Ver Marcos 1:29-31; 1ª Corintios 9:3-6). Algunos eran muy versados en las Escrituras (Ver Juan 1:46).

Después de que Yeshua fuera bautizados por Juan el Bautista y pasara 40 días en el desierto, comenzó a enseñar y muchas personas empezaron a seguirlo. Después de una noche de oración y meditación, Yeshua escogió a doce hombres de entre todos los que le seguían, estos hombres serían el objetivo principal de instrucción de Yeshua.

Su instrucción y sus conversaciones se convertirían en las enseñanzas, conocimiento y instrucción de las congregaciones que posteriormente crecerían y se esparcirían por todo el mundo conocido.

Yeshua conocía bien a sus discípulos, conocía su personalidad, sus diferentes temperamentos y caracteres, sus personalidades, etc… sabía que estos hombres una vez que fueran llenos del Ruaj haQodesh (Espíritu Santo) serían los primeros testigos del evangelio llevando el mensaje del Mesías a los 4 rincones de la Tierra.

Los Doce eran como el resto de nosotros; fueron seleccionados de entre los indignos y los descalificado eran, como Elias, hombres sujetos «a pasiones semejantes a las nuestras» – (Santiago 5:17). No alcanzaron a las más grandes alturas del servicio porque hayan sido de alguna manera diferentes de nosotros. Su transformación en vasos de honra fue únicamente obra del Alfarero.

1ª Corintios 1:27-29 – «Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia»

Los instrumentos favoritos de Dios son los don nadie para que ningún hombre pueda jactarse en su presencia. En otras palabras, Dios escoge a quienes Él escoge para recibir Él la gloria. Escoge instrumentos débiles para que nadie atribuya el poder a instrumentos humanos en lugar de atribuírselo a Dios, quien ejerce autoridad sobre esos instrumentos. Tal estrategia es inaceptable para aquellos cuyo único propósito en la vida está dirigido a conseguir la gloria humana. Con la notable excepción de Judas Iscariote, estos hombres no eran así. Por cierto que, como todo ser humano caído, lucharon con el orgullo y la arrogancia.

Pero la pasión de sus vidas llegó a ser la gloria del Mesías. Y es esa pasión, sometida a la influencia del Espíritu de Santidad, y no una habilidad innata o un talento humano, lo que explica por qué hicieron un impacto tan indeleble en el mundo.

Sus nombres son los siguientes:

  1. Pedro.
  2. Andrés.
  3. Jacobo.
  4. Juan.
  5. Felipe.
  6. Bartolomé.
  7. Tomás.
  8. Mateo.
  9. Jacobo (Hijo de Alfeo).
  10. Judas Tadeo.
  11. Simón.
  12. Judas Iscariote.
Los nombres de los doce apóstoles de Jesús, en orden y en grupos.

Nota: En una pantalla pequeña, es aconsejable colocar tu dispositivo en posición horizontal para visualizar este gráfico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s