Sheminí ‘Atzéret שְׁמִינִי עֲצֶרֶת

Sheminí ‘Atzeret (Hebreo: שמיני עצרת – “el Octavo (día) de la Asamblea” y “Día de la Retención”) se celebra el 22º día del mes hebreo de Tishréi.

  • Shminí = octavo
  • ‘atzéret = detenimiento, retención, cesación.

1) En realidad es una cita independiente de Sukot.
2) Es Shabat qódesh.
3) Tiene nombres como:
Yomá’ ‘ajrona’ (El día postrero),
Yom shekuló shabat (El día que todo él es Shabat),
Ha’olam haba’ (El mundo venidero),
Simjat-torah (la alegría de la Toráh).
4) En este día se termina la lectura de la toráh y se inicia de nuevo otro ciclo.
5) Es la cita que anuncia lo dicho en Apocalipsis 21 y 22.

Se celebra principalmente teniendo un corazón alegre, satisfecho y conforme con Hashem, en este día anunciamos que estaremos con él y le veremos tal como él, porque seremos como él es.

El pueblo judío este día lo combina con Simjat Torá (La Alegría de la Torá), que se celebra el terminar la lectura de la Torá y un nuevo comienzo de la misma.

En Shmini Atzeret no está permitido hacer ningún tipo de trabajo durante este día, ya que es considerado como un día solemne de cesación.

Levítico 23:35-36 – “…El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis. (36) Siete días ofreceréis ofrenda encendida a YHVH; el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida a YHVH; es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis…”

Se evidencia claramente en las Sagradas Escrituras, que así como la festividad de Sukkot alude al Reino Milenial del Mesías, Sheminí Atzéret o el Último Gran Día (8º día de la fiesta), proféticamente es igual a la consecución de ese tiempo.

Por lo tanto, el número ocho, símbolo de nuevos comienzos, representa los nuevos cielos y la nueva tierra que se mencionan en Apocalipsis 21:1-3.

Apocalipsis 21:3 – “…Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y Él habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos…”

Siete es el número del mundo natural. Hay siete días en la semana, siete notas en la escala musical y siete direcciones (izquierda, derecha, arriba, abajo, adelante, atrás y el centro). “Siete” – representado por los siete días de Sukot – es el mundo de la naturaleza. “Ocho” – representado por Sheminí Atzeret – es aquello que está más allá de la naturaleza. Es lo supernatural o la eternidad misma.

El mismo escritor de la carta a los hebreos menciona sobre esta cita profética:

Hebreos 4:8-11- “…Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. (9) Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. (10) Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. (11) Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia…”

Sheminí Atzeret, el Ultimo Gran Día o el día postrero, es el día solemne que figura lo porvenir. Representa al momento exacto cuando todos los salvos de Israel y de las naciones ya no vivirán en “habitaciones temporales” sino que finalmente serán herederos de su morada eterna y habitarán unidos a el Señor por la eternidad.

Sheminí Atzeret o el Ultimo Gran Día, da inicio al período de la eternidad. Representa al momento desde el que ya no estaremos regidos por el tiempo ni la materia.  El adversario, HaSatán, y los desobedientes habrán sido lanzados al lago de fuego y habrán sido olvidados para siempre.

Es decir, entonces, que Sheminí Atzéret alude al “Reino Eterno de YHVH”. Con todo lo que eso implica para nosotros.

Con Sheminí Atzeret o el Ultimo Gran Día, El Eterno concluye su obra de redimir a la raza humana.  De ahí en adelante todos los salvos viven en eterna y armoniosa paz dotados de cuerpos incorruptibles que no se pueden corromper.  

¡De ahí en adelante “no habrá mas maldición” (Ap. 22:3) porque no habrá mas posibilidad de pecar! ¡En Sheminí Atzeret celebramos que llega el Gran Día en que todos  los seres humanos seremos obedientes e incorruptibles!¡CULMINACIÓN, ABUNDANCIA, PAZ, PLENITUD, y ETERNIDAD,… son algunas de las palabras que describen lo que experimentaremos a partir del Último Gran Día del Eterno Dios!

¿Qué quiere para nosotros el Todopoderoso en Sheminí Atzéret?

Como ya algo dijimos el termino hebreo que identifica este día solemne es “atzar o atzer”, que significan no solo retener, sino también, cesar, detener.  Y esto es muy interesante, ya que nos reafirma la intención de YHVH.

Comparado al Eterno, la vida del hombre, es como “niebla de la mañana, y como el rocío de la madrugada que pasa y se desvanece”. Y aun así, Él nos anhela y necesita. Por eso nos quiere “atzar”, (nos quiere retener) con Él en Su Presencia, para hacernos Uno. Nos quiere impedir que nos alejemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s