6. Cenas y banquetes especiales

Ya que el menú diario de la comida oriental es y siempre ha sido sencillo, necesitamos decir algo acerca de aquellas ocasiones especiales cuando una mejor y costosa comida se tiene que servir.

La Escritura abunda en relatos de estas ocasiones formales, tales como casamientos, cumpleaños, y otras ocasiones cuando huéspedes distinguidos son invitados y se sirve una comida magnífica.

  • INVITACIONES PARA BANQUETES:

En algunas partes de Oriente la costumbre de invitaciones dobles a un agasajo se ha observado, algún tiempo antes de verificar la fiesta, se envía una invitación; y luego, cuando se acerca la fecha, se envía un sirviente, esta vez para anunciar que todo está· listo. Hay algunos ejemplos de esta costumbre en la Biblia.

El rey Asuero y Aman fueron invitados por Esther a una fiesta, y cuando todo estuvo preparado los chambelanes del rey fueron a traer a Aman – (Ester 5:8; 6:14). Otro ejemplo tenemos en la parábola del casamiento del hijo del rey: “El reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que hizo bodas para su hijo, y envió sus siervos para que llamasen a los llamados a las bodas” . (Mat. 22:2, 3) También parábola de la gran cena tiene esta doble invitación:

Lucas 14:16, 17 – “…Un hombre hizo una grande cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que está todo preparado…”


  • SE OBLIGA A LOS HUESPEDES A VENIR:

Las palabras de Cristo, deben entenderse desde un punto vista oriental, cuando se refiere a la parábola:

Lucas 14:23 “…Y dijo el señor a su siervo: Ve por los caminos y por los vallados y fuérzalos a entrar para que se llene mi casa…”

Una breve y concisa invitación estilo americana y la pronta aceptación de ella se consideraría en Oriente, como poco digna. En Oriente el invitado no debe aceptar de inmediato, sino que se espera de Él que rechace la invitación. Deben urgirle a que acepte, aunque Él desde el principio haya pensado aceptar, debe conceder a la persona que lo invita privilegio de que “le compela a aceptar”. Fue así seguramente Lidia como debe haber hecho, y Pablo y sus compañeros deben haber aceptado la invitación de su hospitalidad. “Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad: y nos constriñó (Hech. 16:15).

Cuando uno de los fariseos invitó a Jesús a su casa a comer, el Salvador no aceptó de inmediato la invitación, aunque finalmente fue: “Y le rogó uno de los fariseos, que comiese con Él” (Luc. 7:36).

Todo esto era guardar las costumbres orientales.

  • POR QUE LA EXCLUSION DE UNA FIESTA ERA CONSIDERADA COSA TERRIBLE:

Los banquetes antiguos se celebraban por lo regular por las noches, y en habitaciones brillantemente iluminadas, y cualquiera persona a quien se excluía de la fiesta, se decía de ella “que había sido arrojada de la luz a las tinieblas de afuera” en la noche. En las enseñanzas de Jesús, tal expresión venía a ser semejante al día del juicio.

“…Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera…” – (Mat. 8:12) –

“…Atado de pies y de manos tomadle, y echadle en las tinieblas de afuera….” – (Mat. 22:13).

“...Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera: allí ser· el lloro y el crujir de dientes...” (Mat. 25:30).

La expresión de “las tinieblas de afuera” toma un nuevo significado, cuando se piensa en el miedo que los orientales tienen a la oscuridad de la noche. En Oriente la lámpara se mantiene encendida toda la noche.

El dormir en la oscuridad como los occidentales hacen, viene a ser una experiencia terrible para los orientales. Por causa de este miedo a la oscuridad, el Señor no podía haber escogido palabras más apropiadas que “las tinieblas de afuera” para representar el castigo futuro para los injustos.


  • POSTURA AL COMER EN LAS FIESTAS:

Como ya hemos observado, en ocasiones ordinarias la gente de los tiempos bíblicos se sentaba o se agachaba en el suelo en derredor de una mesa baja a la hora de la comida. En círculos reales o en ceremonias especiales, se proveía de asiento a los comensales algunas veces.

El profeta Amós fue el primer escritor sagrado que se refirió a la costumbre de tenderse “sobre sus lechos“, al comer – (Amós 6:4). Para el tiempo de Cristo, ya la costumbre romana de reclinarse sobre las butacas a la hora de la cena había sido aceptada en algunos círculos judíos.

A la mesa romana y los canapés combinados, se les llamó triclinios. Había tres canapés que eran colocados a los lados de un cuadro; el cuarto lado quedaba abierto, que la servidumbre pudiera entrar a atender a los comensales, posición del huésped era reclinando la parte superior del cue descansando sobre el brazo izquierdo, con la cabeza levantada, y almohadón a la espalda, y la parte inferior del huésped tendiendo hacia afuera. La cabeza del segundo huésped quedaba opuesto pecho del primer huésped, de manera que si Él deseaba hablarle secreto sólo tenía que inclinarse sobre su pecho.

Esta costumbre en la mesa del banquete, arroja luz sobre tos pasajes de los cuatro Evangelios. En una ocasión el apóstol hizo una pregunta a Jesús cuando estaban en esta posición en cena – (Jn. 13:23-25). En la historia del Rico y Lázaro, cuando dijo: “Que murió el mendigo y fue llevado por los ·ángeles al de Abraham” – (Luc. 16:22), sin duda que quiso implicar que Él

reclinaba sobre su pecho. Esto es muy claro a luz de la descripción hecha por Cristo de la fiesta celestial: “Y vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentaron con Abraham, e Isaac, y

Jacob el reino de los cielos” (Mat. 8:11). También la posición de reclinarse en la mesa indica como las mujeres podían venir y lavar durante la comida los pies de Jesús (Luc. 7:38).


  • LUGARES DE HONOR EN LA MESA:

Cuando los fariseos eran invitados a un banquete, siempre codiciaban los lugares de más alta distinción en la mesa. Jesús les condenaba por su orgullo. Refiriéndose a ellos dijo:

“…Que. . . aman primeros asientos en las cenas…” – (Mat. 23:6)

Cuando Jesús fue huésped en la comida del fariseo, dijo a los demás huéspedes una parábola, al notar como los fariseos buscaban los mejores lugares mesa. Aquí damos la parábola habiéndola traducido el Sr. Robertson del Evangelio de Lucas (Luc. 14:8.10).

“Cuando por alguien fueres invitado a la fiesta de una boda, no te reclines en el puesto de honor, no sea que otro más honrado que t˙ esté por Él convidado; y que el que te llamó a ti y a Él, te diga: Da lugar a Este; y entonces comenzarás con vergüenza a tomar y quedarse en el ˙último lugar. Mas cuando fueres convidado, ve, y, reclínate en el postrer lugar, de manera que cuando viniere el que te invitó, te dirá·; amigo, sube más arriba. Entonces tendrás honra delante de todos los que fueron convidados contigo”.

En muchos hogares de nativos, un cuarto tiene el piso más alto, siendo en este cuarto donde a los invitados de honor se les asignan lugares, y a los menos honrados en el piso de más bajo nivel. El lugar de honor especial sería a la derecha del Patrón, y el siguiente que le sigue en categoría ser el de su izquierda. Santiago y Juan solicitaron esos lugares en el reino de Cristo – (Marc. 10:35-37). Pero Jesús aconseja a los huéspedes tomar el ˙último lugar.

¿Dónde quedaba colocado ese lugar?

Era en el piso de nivel bajo y muy cerca de la puerta. El huésped que tomaba ese lugar humilde, podía ser invitado por el dueño de la casa a tomar un mejor lugar y lejos de la Puerta.


  • ALIMENTO Y AGASAJO EN LOS BANQUETES:

El profeta Amós, no obstante haber denunciado la glotonería a excesos pecaminosos, nos ha dado la descripción de la comida, bebida y otras costumbres orientales en los banquetes. Así lo describe Él:

Duermen en camas de marfil. . . y comen los corderos del rebaño, y los becerros de en medio del engordadero; gorjean al de la flauta e inventan instrumentos músicos, como David; beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos” – ( 6:4-6).

En la carne que se come en estas cenas, se incluyen los mejores corderos del rebaño y los becerros engordados. El vino en las fiestas se consideraba como algo de lo más importante. El tocar en instrumentos de cuerda era otra actividad, y los huéspedes evidentemente competían unos con otros al ungirse los cuerpos con los mejores ungüentos.

El baile era otra parte del entretenimiento en aquellas fiestas. Cuando el Hijo Pródigo volvió al hogar, su padre hizo fiesta, y música y baile – (Luc. 15:24, 25). El baile era una diversión de las mujeres hebreas y las señoritas, especialmente cuando estaban contentas. Los hombres también participaban, como cuando danzó al traer el arca a Jerusalén – (2 Sam. 6:14). Pero con frecuencia era actividad del sexo femenino – (cf. Jer. 31:4). No hay ninguna referencia en la Escritura que los judíos bailaran con mujeres, como es ahora la costumbre en Occidente.

Tampoco algo que indique que hubiese bailes p˙blicos de mujeres, hay en algunos lugares de Oriente en la actualidad. El baile de la hija de HerodÌas – (Mat. 14:6), delante de los hombres en un banquete sensual, fue la clase de baile introducido entre los judÌos la influencia corrompida de los griegos.


  • MOJAR EN EL PLATO Y DAR LA SOPA:

Debemos guardar en la mente la costumbre del comer oriental para poder entender el significado de las palabras y hechos de Jesús con relación a Judas Iscariote durante la Ultima Cena. En la narración de Marcos se lee:

Marcos 14:18-20 – “…y estando ellos reclinados a la mesa y comiendo, JESÚS dijo: De cierto os digo que uno de vosotros, que está comiendo conmigo, me entregará. Comenzaron a entristecerse y a decirle uno por uno: ¿Acaso yo? Él les respondió: Uno de los doce, el que moja conmigo en el plato…”

Algunas personas piensan que Judas estaba en posición de mojar al mismo tiempo con Jesús en el plato, y que por eso fue señalado como el traidor. Pero esto difícilmente pudo ser, ya que los otros discípulos no descubrieron quién era el traidor por las palabras de Jesús. Ya que todos habían estado comiendo del mismo plato grande, las palabras de Jesús “el que moja conmigo en el plato” no identificaba a ninguno de ellos; todos ellos al igual que Jesús, habían estado mojando la sopa en el plato con Él. Jesús sólo les informaba que uno de ellos que comía con El vendría a ser el traidor.

Cristo, al dar la sopa a Judas, lo hacía con cierta costumbre oriental que aún se observa en los tiempos modernos. Juan reporta el hecho en la forma siguiente:

Juan 13:25-26 – “…Así pues, al recostarse él sobre el pecho de JESÚS, le dice: Señor, ¿quién es? Respondió Jesús Es aquél para quien Yo mojaré y le daré el bocado. Y mojando el bocado lo da a Judas, el de Simón Iscariote…”

¿Qué se da a entender por “la sopa“?

Es la migaja más sabrosa del pan que se sirve en una fiesta. Puede servirse en la “cuchara de pan”, pero más frecuentemente lo toma Él del plato con su pulgar y otro dedo, dándole directamente a uno de los huéspedes.

¿Pero por qué se da la sopa a uno de los huésped0es?

Un nativo residente en las tierras bíblicas dice que ciertos pueblos allá tienen la costumbre de dar la sopa en la actualidad, y describe el acto de manera siguiente:

Para ellos es una muestra de especial respeto que el dueño de fiesta dé a los huéspedes algunas porciones de lo que tiene delante o insiste en poner bocados o sopas en sus bocas con su propia mano. Esto lo han hecho conmigo en varias ocasiones, cuando ciertamente intención era honrar y manifestar buena voluntad”.

El significado de lo que Cristo hizo entonces era ciertamente tender su mano y amistad al mismo que iba a traicionarlo. Él se ha descrito como si Cristo dijera al traidor:

“Judas, mi discípulo, te tengo piedad infinita. Tú has probado falso, tú has desertado de mi corazón; pero no te trataré como enemigo, porque no he venido a destruir, sino a cumplir. Aquí está mi sopa de amistad, y lo que haces, hazlo pronto”.


(Para ver las demas partes haz click aquí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s