¿Amas a Dios?

Mateo 22:35-38 – “Luego uno de ellos, que era un abogado, le hizo una pregunta, tentándolo, y diciendo, Maestro, ¿Cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo, Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento”

Si tú le preguntas a alguien en la iglesia si ellos aman a Dios, lo más probable es que ellos digan que sí. Varios dirán lo mismo en sus oraciones públicas y privadas. Si tú le hicieras la misma pregunta a cualquier persona en la calle, yo me imagino que probablemente responderían de la misma forma – por lo menos los que creen en la existencia de Dios. Es decir, después de todo, ¿cuantas personas afirman creer en Dios y no amarle? Bueno, te sorprenderías.

En una cultura tan religiosamente diversa y moralmente perversa como la nuestra hoy en día, la definición de “amor” puede significar casi cualquier cosa que nosotros queramos que signifique, ¿no es así? De modo que, para entender lo que Jesucristo quiso decir cuando dijo “ama al Señor tu Dios“, nos sería de suma importancia averiguar cuál es SU definición de “amor” antes de responder la pregunta: “¿Amas a Dios?” – y no simplemente asumir que SU definición de “amor” es la misma que la nuestra.

Cuando nosotros suponemos y comenzamos a definir las cosas de manera anti-bíblica, como consecuencia comenzamos a hacer cosas anti-bíblicas, ¿no es así? Parece que es allí donde se origina mucha confusión acerca de la fe Cristiana – en nuestro mal entendimiento de lo que “amar a Dios” realmente significa.

Nuestra cultura románticamente inclinada y sexualmente obsesionada nos ha enseñado que el amor es un sentimiento, una afición, una atracción o emoción. Pero no creemos que a eso fue a lo que Jesús se estaba refiriendo en el evangelio de Mateo cuando le respondió al abogado que le preguntó a ÉL:

¿cuál es el gran mandamiento en la ley?” (¿Cuál es el más grande mandamiento?)”

Varios cristianos ya saben que el amor no es simplemente una emoción – sino una acción.

Es por esto que el evangelio social es tan popular dentro de estos grupos – porque ellos creen que hacer buenas obras es amar a Dios. Pero, ¿realmente es así? ¿Qué hay acerca de las religiones no-Cristianas o paganas que hacen buenas obras y son generalmente amables con los demás? ¿Están ellos expresando su amor a Dios al hacer esto? Y, las buenas obras de los ateos o agnósticos – ¿qué tienen ellos que ver con Jesucristo? Así es – Nada.92e1fc8cf80add322ccde0b07ad7cb39

Amar a Dios“, como nuestro Mesías (Yeshua) lo define, es más que una mera emoción o “acto de bondad al azar“. Francamente creemos que la mayoría de los cristianos no tienen ni idea de cómo Jesús define el “amor“.

Claramente, esto necesita ser mencionado para corregir la confusión en las iglesias de hoy en día. Probablemente has oído decir que la mejor manera de interpretar la Palabra de Dios es a través de la misma Palabra de Dios. Así que, para poder comprender lo que Jesús quiso definir como “amor“, vamos a ver siete versículos de los escritos del Apóstol Juan – de los cuales en los primeros cuatro el que habla es Jesús:

  1. Si me amas, guarda mis mandamientos” – (Juan 14:15).
  2. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, él es el que me ama” – (Juan 14:21).
  3. Respondió Yeshua y le dijo, El que me ama, mi palabra guardará: y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió” – (Juan 14:23-24).
  4. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” – (Juan 15:10).
  5. El que dice: yo le conozco, y no guarda Sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda Su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se há perfeccionado; por esto sabemos que estamos en Él” – (1 Juan 2:4-5).
  6. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” – (1 Juan 5:3).
  7. Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos” – (2 Juan 1:6).

Considerando estos versículos, “amor” es claramente más que una emoción y más que un acto religioso o benévolo. El mundo está lleno de buenos sentimientos, buenas palabras y buenas obras, las cuales pueden o no tener nada que ver con Jesucristo o amar a Dios.

Se puede ver que en estos versículos citados, Jesús define “amor” como obediencia a Sus mandamientos – es decir, Su Palabra (la Palabra de su Padre – ver verso • 3 arriba). Si nosotros obedecemos Su Palabra (ver • 3 arriba), entonces demostramos nuestro amor por Él.60010b448d44b56e11a25a0360d2939b.jpg

Cuando nosotros desobedecemos o ignoramos Su Palabra (ver • 3 arriba), mostramos que nosotros no lo amamos, aunque digamos cosas amorosas acerca de Él o a Él en público o en privado. Es nuestra obediencia a Su Palabra la que revela nuestro amor por Él. – no NUESTRAS palabras de amor, buenas intenciones o buenas obras.

¿Por qué creen que Jesús dijo..?:

Mateo 15:8 – “Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí…”

¿Qué pensarías si tu esposo o tu esposa te dicen a ti y a todo el mundo que ellos te aman, pero siempre te ignoran o hacen su propio deseo sin considerar tus deseos?

Ellos hicieron lo que era correcto ante sus propios ojos. Su profesión de amor no significa mucho, ¿verdad? Tu sabrías que ellos o estaban mintiendo o no saben realmente lo que significa la palabra “amor“.

Es lo mismo cuando nosotros le decimos a Jesús cuánto le amamos mientras ignoramos y desobedecemos Su Palabra por hacer nuestra propia voluntad.

Para empeorar las cosas, Satanás se ha aprovechado de nuestra ignorancia bíblica, desobediencia deliberada y confusión general para formar una teología anti-bíblica, persuadiendo a los cristianos a través de varios movimientos, programas y organizaciones seculares a creer que proclamar y obedecer los mandamientos de Dios no es “amor” en lo absoluto sino un hecho “legalista“.

Algunos pastores incluso afirman que los mandamientos no son más que una lista temible de cosas que no se deben hacer y que es mejor enfocarnos en la gracia y Su amor hacia nosotros.

Por lo tanto, los cristianos que anuncian toda la palabra de Dios y citan la Biblia en respuesta al pecado son regularmente reprendidos como “legalistas” y llamados “Fariseos” por aquellos cuyos pies tropiezan y no saben lo que “amor a Dios” realmente significa; aquellos quienes piensan que “amor” es decir cosas buenas y tener buenos sentimientos por todo el mundo y todas las cosas.

legalismo.jpg

Yeshua no llamó a los Escribas y a los Fariseos “legalistas” – Él los llamó “hipócritas” Consideren cuidadosamente lo que Jesús dijo en Mateo 23:1-4:

Mateo 23:1-4 – “Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la Cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas”

Él les está diciendo que hagan lo que los fariseos les instruyan que hagan, por su lectura de la Ley de Moisés en la Cátedra de Moisés cada sábado, pero que no sean hipócritas y digan que hacen y enseñan algo que ellos mismos no hacen. Esto es exactamente lo que los fariseos hicieron. Eso es lo que Jesús quiso decir cuando dijo:

Mateo 16:6 – “…mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos”

Yeshua dijo que deberíamos obedecer la Ley de Moisés y a los que hablan las palabras de la Cátedra de Moisés. Pero también, en el mismo respiro, nos advirtió no cometer los mismos errores que los fariseos.

¿Cuáles fueron los dos errores principales de los fariseos?

1. Hacer las cosas a su propia manera en vez de a la manera de Dios:

Los fariseos inventaron sus propias leyes (Talmud) en lugar de sólo obedecer las leyes de Dios. (Los fariseos tenían más de 1200 leyes sabáticas, Dios tiene 7).

Esto crea conflicto con la Palabra de Dios, la cual manda que no agreguemos ni quitemos nada a Su ley – (Deut. 4:2). Los fariseos elevaron sus palabras por encima de la Palabra de Dios.

2. Los fariseos confiaban en sus leyes inventadas y en las leyes de Dios para su salvación:

Esto es confiar en ellos mismos para salvación en lugar de confiar en Dios a través de la fe en Jesús y Su Palabra. Esto es el criterio del más reciente término teológico “legalismo“.

Sin embargo, para que quede claro, después de la fe, seguir los mandamientos de Dios no es legalismo, sino la propia definición de amor a través de la obediencia.

Seguir los mandamientos de Dios para tratar de ganar la salvación, o cualquier cosa de ese tipo, es legalismo. Dicho esto, de nuevo queremos ser muy claros: Nadie se salva por guardar la ley.

La ley sólo puede hacer tres cosas, bendecir, maldecir, y definir el pecado. Sin la ley no tendríamos ningún entendimiento de la venida de Cristo, su santidad, su cruz o su redención, y ciertamente, ninguna apreciación de la misericordia de Dios, la gracia y el perdón.

Sin la ley, ¿cómo puede alguien siquiera entender lo que es el pecado?

Y sin el conocimiento del pecado personal, ¿cómo puede uno saber que está perdido y en necesidad de salvación?

1 Juan 3:4 – “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley”

Por eso, eludir o minimizar la ley, los mandamientos, el pecado y el arrepentimiento en los púlpitos y en las aulas de hoy en día, es una farsa – porque sin ellos no podemos realmente entender la seriedad de nuestra naturaleza pecaminosa, nuestra condición terrible apartada de Él y nuestra necesidad desesperada de un Salvador que dijo:

Mateo 5:17-19 – “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos”

De hecho, al minimizar los mandamientos, estamos ¡MINIMIZANDO EL AMOR ! Amar al Señor significa cargar nuestra cruz, seguirlo a Él y obedecer Su Palabra – aunque varios nos llamen “legalistas“, “fundamentalistas” y “extremistas” por hacerlo así.14595535_672257472943214_4729189654720615868_n.jpg

Varias veces hemos oído, “No te enfoques tanto en los mandamientos de Dios, sólo enfócate en la gracia“. Tal vez ahora puedas entender muy bien lo que realmente están diciendo sin entenderlo.

Piensa en esto por un momento. Desde el punto de vista bíblico, ¿qué se está diciendo realmente? Gracia es simplemente el amor de Dios por nosotros, sin debate.

Guardar los mandamientos de Dios es simplemente nuestro amor hacia Él y hacia los demás. Esto está establecido bíblicamente. Así que tal vez la próxima vez que oigas que alguien te dice, “No te enfoques tanto en los mandamientos de Dios“, con toda seriedad le puedes preguntar, “¿POR QUÉ NO debería de enfocarme en AMAR A DIOS y a LOS DEMÁS?

Tristemente, ellos están diciendo:

“Sólo me importa que Dios me ame y no amarlo a Él

Si tú realmente quieres amar a Dios, entonces guarda Sus mandamientos. Si no quieres amar a Dios, entonces encontrar consuelo en seguir la definición mundana de amor no debe ser ninguna preocupación, tal vez hasta te de gusto. Podrías incluso oír aquellos que con tal mentalidad alaban a Dios en su creencia de que Dios abolió su ley. Lo que es aún más triste, es que Dios define Su carácter y Su propio corazón a través de la ley que nos dio. Pero, algunos lo alaban por su abolición.

¿Podría ser más deprimente?

Seguir la voluntad de Dios es seguir Su corazón:

Hechos 13:22 – “Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a Mi corazón, quien hará toda Mi voluntad”

¿Te gustaría saber qué significa seguir al corazón de Dios?

Entonces recomendamos que leas todo lo que David escribió en el Salmo 119. No se parece nada a lo que has visto salir de un púlpito ¿verdad?.

Tristemente, de la iglesia de hoy en día probablemente no salga mucha gente como David.

Eclesiastés 12:13 – “La conclusión de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda Sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre”

¿Cómo es que las escrituras describen la ley de Dios?

  1. La Ley bendice (obediencia) y maldice (desobediencia) – (Deut 11:26-27)(Salmos 112:1)(Salmos 119:1-2)(Salmos 128:1)(Prov. 8:32)(Isaías 56:2)(Mateo 5:6)(Mateo 5:10)(Lucas 11:28)(Santiago 1:25)(1ra de Pedro 3:14)(Apocalipsis 22:14).
  2. La Ley define el pecado – (Jeremías 44:23)(Ezequiel 18:21)(Daniel 9:11)Romanos 3:20)(Romanos 7:7)(1ra de Juan 3:4).
  3. La Ley es perfecta – (Salmos 19:7)(Santiago 1:25).
  4. La Ley es libertad – (Salmos 119:45)(Santiago 1:25, 2:12).
  5. La Ley es el camino(Éxodo 18:20)(Deut. 10:12)(Josué 22:5)(1ra de Reyes 2:3)(SALMOS 119:1)(PROV. 6:23)(Isaías 2:3)(Malaquías 2:8)(Marcos 12:14)(Hechos 24:14).
  6. La Ley es la verdad(Salmos 119:142)(Malaquías 2:6)(Romanos 2:20)(Gálatas 5:7)(Salmos 43:2-4)(Juan 8:31-32).
  7. La Ley es vida(Job 33:30)(Salmos 36:9)(Prov. 6:23)(Apocalipsis 22:14).
  8. La Ley es luz – (Job 24:13, 29:3)(Salmos 36:9, 43:2-4, 119:105)(Prov. 6:23)(Isaías 2:5, 8:20, 51:4)(2da de Corintios 6:14) (1ra de Juan 1:7).
  9. La Ley es Yeshua, la Palabra hecha carne – (PERFECTA-LIBERTAD-CAMINO-VERDAD-VIDA-LUZ) – (Salmos 27:1)(Juan 1:1-14)(Juan 14:5-11)(1ra de Juan 1:7).
  10. La Ley es también para los Gentiles (extranjero / inmigrante) que son injertados – (Éxodo 12:19, 12:38, 12:49)(Lev. 19:34, 24:22)(Números 9:14, 15:16, 15:29)(Rut)(Isaías 42:6, 60:3)(Mateo 5:14)(Efesios 2:10-13)(Hechos 13:47)(Romanos 11:16-27)(Jeremías 31:31-34) (Ezequiel 37)(1ra de Juan 1:7, 2:10).
  11. La Ley es la instrucción de Dios sobre cómo amarle, cómo amar a otros, y cómo no amarse a sí mismo – (Éxodo 20:6)(Deuteronomio 5:10, 6:5, 7:10, 11:13, 11:22, 30:16)(Levítico 19:18)(Nehemías 1:5) (Daniel 9:4) (Mateo 10:39, 16:25, 22:35-37)(Juan 14:15, 14:21)(Romanos 13:9)(1ra de Juan 5:2-3)(2da de Juan 1:6).

Proverbios 28:9 – “El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable”

2 Timoteo 3:16-17 – “Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”

Juan 14:21 – “…y el que me ama a mí será amado por mi Padre, y yo lo amaré a él, y yo mismo me manifestaré a él”

Esperamos que está enseñanza haya sido de gran bendición. Recuerda, examínalo todo.

Guarda Mis Mandamientos - Proverbios.jpg

 


(Fuente: examinalotodo.net)

2 pensamientos en “¿Amas a Dios?

  1. Pingback: Éxodo 20 – Votos en el Sinaí “Los diez mandamientos” | A traves de las Escrituras

  2. Pingback: Éxodo 20 – Votos en el Sinaí “Los diez mandamientos” | A traves de las Escrituras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s